Entradas

Rosa Parks, una voz para impulsar un cambio

1 de diciembre de 1955, Montgomery (Alabama), una costurera afroamericana se niega a ceder su asiento a un blanco en un autobús y acaba en la cárcel por ello. En aquellos tiempos en Estados Unidos las leyes de segregación racial dividían a negros y blancos. Este ‘pequeño’ acto de rebeldía encendió la chispa del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos. Martin Luther King, relativamente poco conocido por aquel entonces, recogió el mensaje y condujo la protesta a los autobuses públicos de Montgomery. Al recibir cada vez menos usuarios afroamericanos la autoridad del transporte público terminó con la ley racista para evitar arruinarse.

Con este representativo hecho histórico, Federico Mayor Zaragoza nos recordaba durante su conferencia, “Delito de silencio“, cómo los gestos del día a día de cada uno de nosotros son importantes para lograr cambios a gran escala. “No voy a hacer algo en lo que creo porque no va a valer para nada”, ¿quién no ha escuchado esta actitud derrotista alguna vez? La historia de Parks nos enseña que cada detalle cuenta y que podemos ser actores protagonistas y activos de la sociedad.

Mayor Zaragoza hacía especial hincapié en las infinitas posibilidades que nos ofrecen los avances de la tecnología de la comunicación. Actualmente manifestaciones masivas de miles de personas inundan las calles gracias a los mensajes en cadena compartidos por Whatsapp, Facebook o Twitter.  Esa primera frase enviada desde tu móvil puede desatar un movimiento social. Y es que hoy más que nunca no hay excusas para mantenerse en silencio. En el pasado los que callaban estaban “silenciados”, hoy los que no levantan su voz son “silenciosos”. Hoy el delito no es dar tu opinión, hoy el delito es el silencio.

 

Por Olmo Rodríguez

@olmorm

Doble realidad

05-A-Blog-Ideas-Imprescindibles-post-cdoble-realidadHoy es un día importante para Hugo: cumple 30 años. Tal vez por eso haya despertado con 25 whatsapps, 10 notificaciones de Facebook, unos cuantos tweets y los ya habituales emails de Hotmail, Yahoo o Gmail…Cantidad de felicitaciones y mensajes, ¡qué alegría! O tal vez debería dar las gracias a los súper inteligentes smartphones y aplicaciones que nos chivan los eventos de cada día creando “vacías felicitaciones virtuales”. Lo cual le hace preguntarse ¿con cuántas de estas personas celebrará esta fecha tan especial en vivo tomando una cerveza? ¿Cuántos tirones de orejas reales recibirá?

Vivimos en una doble realidad. La parte virtual cada vez ocupa más espacio en nuestras vidas. Nos hemos convertido en “usuarios multipantalla” y nuestra actividad depende de la batería de nuestro móvil o tablet. Un reciente estudio llevado a cabo por Gfk a petición de Facebook aporta datos muy reveladores: “el 63% de nosotros utiliza al menos 2 dispositivos al día mientras que un 21% llega al menos a 3 durante la jornada”. ¡Alucinante! Y es que solo hay que echar un vistazo a nuestro alrededor. En el metro el silencio invade los vagones mientras la mayoría de nosotros nos encerramos en nuestra burbuja virtual chequeando nuestros avisos del móvil, leyendo el iPad y a la vez escuchando nuestro iPod. Por las calles caminamos absortos por inercia. Es la iRealidad.

Un mundo hiperestimulado en el que apenas somos conscientes de la gente con la que nos cruzamos al andar. ¿Quién no ha presenciado una cena familiar o con amigos en la que casi todos están conectados a su dispositivo? Todo este ruido nos aleja de la verdadera realidad y la hiperconectividad, lejos de socializarnos, nos está aislando en su red digital. Todo esto recuerda ‘peligrosamente’ a aquella escena de Matrix en la que Morfeo ofrece 2 pastillas a Neo. “Si eliges la azul vivirás en la ignorancia. En cambio, si eliges la pastilla roja verás la realidad“. De alguna manera, cada vez más vivimos en la ‘pastilla azul’ de esa realidad virtual…¿Y tú cuál eliges? ¿Azul o roja?

 

 

Por Olmo Rodríguez