idiocracia-politica-sociedad

Idiocracia: ¿nos gobiernan los idiotas?

idiocracia-politica-gobiernos

“Idiocracia” es el título de una película norteamericana estrenada en 2006, que pasó sin pena ni gloria por las salas de cine. La película está escrita y dirigida por Mike Judge, creador de series como “Silicon Valley”, “Beavis & Butt-Head” y “El rey de la colina”. Su visión satírica de la sociedad norteamericana y sus constantes referencias a la cultura “Made in USA” – programas de TV y anuncios incluidos – dificultó su distribución fuera de Estados Unidos y sus productores apenas invirtieron en publicidad. Sin embargo, trece años después, “Idiocracia”parece haberse convertido en una película profética ya que refleja algunos acontecimientos que por desgracia se parecen bastante a la realidad que nos rodea. Leer más

renta-basica

Renta básica: ¿una utopía posible?

renta-basica-universal

La renta básica es una idea que consiste en entregar regularmente a cada ciudadano o residente de un país una suma de dinero por el simple hecho de existir. Sin exigir nada a cambio, sin condiciones. Y la deben recibir todos, sin exclusiones: ricos y pobres, los que tienen trabajo y los que están desempleados, ancianos, adultos, jóvenes y hasta niños, nacionales y extranjeros.

La renta básica cuenta con muchos detractores, pero también con cada vez más defensores, entre los que figuran economistas y empresarios de todo el mundo. ¿Se trata de un objetivo posible o simplemente es una idea peregrina? El caso es que ya hay varios lugares en el mundo donde ya se ha puesto en práctica. Y uno de ellos, aunque no te lo creas, es Estados Unidos.

La renta básica: otra forma de gestionar los recursos del Estado

Bajo el controvertido debate que genera la propuesta de la renta básica, en realidad subyace otro debate quizás aún más profundo: la gestión eficiente de los recursos de los Estados. Los recientes rescates a la banca, los altos costes de las administraciones públicas, los gastos que generan instituciones como la monarquía, el ejército o los sueldos de los políticos, y sobre todo, los incontables casos de corrupción, están socavando la confianza de millones de personas de todo el mundo en la honestidad de sus gobernantes. Si a eso le sumamos los efectos – a veces dramáticos – de la subida de los precios, especialmente de la vivienda, y del desempleo, la pregunta es evidente: ¿por qué para algunas partidas siempre parece haber dinero mientras que a otras siempre se les niega?

España es el tercer país con más desigualdad de la Unión Europea. 12,3 millones de personas – más del 25% de la población española – se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social, mientras que el 10% más rico acapara el 53% de la riqueza total de nuestro país. Ni siquiera tener un empleo es hoy garantía de una vida digna.

renta-basica-recursos-estado

Gotz Werner, empresario alemán de recogido prestigio, fundador de una de las cadenas de droguería y perfumería más importantes de Alemania y poseedor de una inmensa fortuna, es uno de los grandes defensores de la idea de la Renta Básica. A través de la asociación política “Unternimm die Zukunft” (“Convertirse en un emprendedor del futuro”) pronuncia conferencias y concede entrevistas por todo el mundo para difundir la idea de la Renta Básica. El pensamiento de Gotz Werner está muy influenciado por las teorías antroposófícas de Rudolf Steiner.

En palabras de Gotz Werner “al recibir una renta básica, el miedo existencial desaparece y surge un espacio de libertad que te permite ser un elemento activo. La Renta Básica es una cuestión de cultura. Para que la gente sea consciente de ello y lo asimile hace falta tiempo. Si se introduce la Renta Básica cuando la sociedad esté preparada, el mundo entero va a cambiar. Nada va a ser como ha sido hasta ahora”.

Algunos defensores de la Renta Básica advierten sobre los efectos en el empleo del desarrollo tecnológico. Empresas como WhatsApp generan miles de millones de dólares anuales con una plantilla que no supera los 60 empleados. Según numerosos estudios, para antes de 2040 prácticamente la mitad de los puestos de trabajo serán desarrollados por autómatas. El sistema no podrá garantizar empleo para todos los ciudadanos y habrá que empezar a aceptar la idea de que un alto porcentaje de la población no va a poder acceder a un trabajo.

¿Tú trabajarías si cada mes te pagaran una renta sin pedirte nada a cambio?

renta-nasica-trabajo

Los detractores de la Renta Básica afirman que sin el estímulo de tener que ganarse la vida para asegurarse un mínimo bienestar, las personas nos volvemos vagas y no emprendemos nuevos retos. Sin embargo, hay algunos acontecimientos históricos que demuestran lo contrario.

A finales de la década de los 80 se encontró petróleo en la región de North Slope, en Alaska, Estados Unidos. Para su explotación, las compañías petroleras implicadas deberían abonar una cierta cantidad de dinero al Estado de Alaska en concepto de compensación. Esa inyección económica supuso para la zona, un área bastante pobre situada muy al norte, un maná que reactivó su debilitada economía.

El primer pago se recibió en 1969 y se cifró en 900 millones de dólares. Las autoridades se plantearon entonces cuál iba a ser el destino que iban a dar a ese dinero. El por aquel entonces gobernador de Alaska, Jay Hammond tuvo una idea revolucionaria: cada año la mitad del dinero se ingresaría en una cuenta de ahorro – el “Fondo Permanente de Alaska” – y la otra mitad se repartiría equitativamente entre todos los ciudadanos de la comunidad. Desde entonces, cada año todos los habitantes de North Slope, sea cual sea su condición social o su edad, reciben puntualmente una asignación económica, que oscila entre los 1.800 y 3.000 dólares.

Otro ejemplo de la implantación de un modelo de Renta Básica es Namibia. A comienzos del siglo XXI, Namibia era uno de los Estados con la distribución de la riqueza más desigual del mundo. En 2008 Zephania Kameeta, obispo de la Iglesia Evangélica Luterana, puso en marcha un sistema de renta básica experimental en una localidad de Otjivero. El día 15 de cada mes todos los miembros de la comunidad recibían una renta básica que les permitía vivir dignamente: pagar el colegio de los niños, la clínica, la comida. ¿Los resultados? El bienestar de todos los ciudadanos mejoró notablemente, los ingresos derivados del autoempleo se cuadriplicaron, y los salarios aumentaron un 19% por ciento. Y otro dato muy importante, nadie en la localidad iba mal vestido o demostraba abandono en su higiene, en otras palabras, su autoestima había crecido notablemente.

Ningún dato parecía evidenciar que la implantación de una renta básica hubiese convertido a sus receptores en vagos, al contrario, muchos de ellos se habían lanzado a emprender proyectos empresariales. El éxito de aquel proyecto experimental fue tal que llamó la atención del nuevo presidente de Namibia, que nombro a Kameeta en 2015 Ministro de Erradicación de la Pobreza y Bienestar Social.

La Renta Básica no es una reivindicación de la izquierda ni de la derecha. De hecho, hay defensores y detractores en ambos espacios ideológicos. Una parte de la izquierda vincula inseparablemente los ingresos al trabajo, y una parte de la derecha asocia la renta básica a la desaparición del Estado del Bienestar. Es evidente que la idea de una Renta Básica exige una nueva forma de entender nuestro sistema económico. Sin duda, la Renta Básica se postula como una idea que pretende reforzar el Estado de Bienestar, con el objetivo de distribuir la riqueza de la forma más equitativa posible y para asegurar que todo el mundo puede vivir dignamente.

biblioteca-humana

Bibliotecas humanas: un espacio de diálogo y tolerancia

Las bibliotecas humanas nacieron en Dinamarca en torno al año 2000 con el objetivo de compartir experiencias a través del contacto humano. En las bibliotecas humanas la idea no es prestar libros, sino compartir historias personales para romper estereotipos y acercar realidades que en la mayoría de los casos nos parecen muy alejadas de nuestra vida diaria. Leer más

sexilio-identidades-sexuales

El sexilio: cuando debes huir de tu ciudad por tu orientación sexual

El sexilio es un neologismo acuñado por el sociólogo puertorriqueño Manolo Guzmán en 1997, que lo utilizó por primera vez en un libro que estudiaba la homosexualidad en Latinoamérica. Según el blog “Palabrería LGBT“, el sexilio es “el fenómeno por el que personas con identidades sexuales distintas a la heterosexual se ven obligados a emigrar de su barrio, su comunidad o su país por persecuciones hacia su orientación sexual”.

Leer más

Time´s up: un movimiento mundial contra el acoso sexual

Time´s up es un movimiento que nació en enero de 2018 para denunciar el acoso sexual existente en Hollywood. Su fundación está íntimamente ligada al llamado “efecto Weinstein”, los escándalos desencadenados tras las denuncias de abuso sexual vertidas contra el todopoderoso productor de Hollywood Harvey Weinstein en noviembre de 2017. La actriz Asia Argento fue la primera mujer que denunció que fue violada por el productor en 1997 durante el festival de Cannes, cuando ella tenía 21 años y él 45.  Leer más

derechos-humanos-pobreza

Los derechos humanos ya no bastan

No hay duda que son una gran conquista de la humanidad. Desde hace tan solo 70 años, una parte infinitesimal de nuestra historia, se han codificado de forma bastante completa y han adquirido cierta fuerza de ley universal. A pesar de ello, se encuentran en una encrucijada. Leer más

3 adolescentes que están cambiando el mundo

El activismo tiene hoy rostro de adolescente. Quizás se trate de un llamamiento desesperado de los más jóvenes ante la pasividad de los adultos, o quizás sea simplemente una casualidad, pero lo cierto es que el coraje de un pequeño grupo de adolescentes, la mayoría mujeres, está provocando grandes cambios en la conciencia de millones de personas de todo el mundo. Greta Thunberg, Malala Yousafzal o Emma González son sólo algunos ejemplos. Leer más

La soledad en las grandes ciudades, la enfermedad del siglo XXI

 

La soledad se está convirtiendo en una terrible plaga que azota la sociedad contemporánea. En España casi dos millones de ancianos viven solos, y numerosos estudios demuestran que los ancianos que viven solos presentan una peor salud y una mayor insatisfacción vital.

Sin embargo la soledad no sólo afecta a los ancianos, cada vez son más las personas de otras edades, incluso muy jóvenes, que padecen los efectos de esta epidemia contemporánea. Las jornadas laborales interminables, las enormes distancias y los múltiples compromisos nos aíslan de nuestros semejantes y dificultan las relaciones interpersonales. En las grandes ciudades muchos de nosotros no conocemos ni siquiera a nuestros vecinos. En plena era de la hiperconexión digital las personas con las que vivimos puerta con puerta suelen ser unos completos desconocidos. Cada vez son más frecuentes las noticias de ancianos que aparecen muertos en sus viviendas, completamente solos, días o incluso semanas después de su fallecimiento, presas del manto oscuro de la soledad y de la indiferencia de una sociedad cada vez más deshumanizada e insensible.

 

 

Casi un 20% de los españoles afirma sentirse solos

Sentirse solo es una sensación angustiosa. Todos necesitamos compartir nuestro tiempo con alguien, ser escuchados y sentir que importamos a alguien. En España se calcula que más de 4 millones y medio de personas se sienten solas de manera habitual, es decir, un 8% de la población total. Según datos del Ayuntamiento de Madrid, un 19,5% de los españoles viven solos, y de ellos el 40,5% afirman que lo hacen de forma no deseada. Casi el 10% de los españoles declaran que experimentan la sensación de soledad con mucha frecuencia. El riesgo de sentirse solos es a menudo mayor entre las mujeres, en las personas mayores de 65 años, en las personas de nacionalidad extranjera, en las personas que viven solas y en las personas que no tienen pareja, viudas o separadas. Son datos que sin duda nos deben preocupar y que nos alertan de la envergadura del problema que supone la soledad para millones de personas de todo el mundo, especialmente en las grandes ciudades.

 

Las grandes ciudades, un espacio de soledad para millones de personas

De los 7.000 millones de personas que habitamos el planeta, 450 millones viven en tan solo 28 ciudades, es decir, el 6,4% de la población mundial vive en estas megaurbes. Pero se calcula que para el año 2050 el porcentaje de la población que habitará en las grandes ciudades alcanzará el 66%. Entre esas megaurbes figuran entre otras, Tokio, Guangzhou, Shangai, Yakarta, México D.F., Delhi, Seúl, Karachi, Manila, Londres, Bombay, París, Lagos o Sao Paulo. Estas megaurbes superan en su mayoría los 20 millones de habitantes y en sus calles es prácticamente imposible encontrarse con un amigo, un familiar o un conocido. Pese a estar rodeados de miles de personas, y en plena era de Internet, muchos de sus habitantes suelen vivir aislados, inmersos en sus pensamientos, incomunicados, refugiados en sus móviles, sin relacionarse con otras personas durante días.

En Reino Unido, en 2016 la Comisión Jo Cox, que debe su nombre a una política laborista que fue asesinada por un ciudadano británico de 52 años perteneciente al grupo neo-nazi National Alliance que gritó “Britain First” mientras la mataba, publicó un Informe sobre la Soledad que alcanzó repercusión mundial. El llamado Informe Jo Cox reveló que la soledad está asociada a la depresión, la ansiedad y la demencia y a ciertas enfermedades cardiovasculares. Según el Informe, la soledad puede “tener las mismas consecuencias para la salud que fumar 15 cigarrillos al día”. Otro dato devastador concluye que en Reino Unido más de 200.000 personas mayores no suelen hablar con nadie durante períodos que superan un mes. A raíz de sus conclusiones, en enero de 2018 la primera ministra Theresa May anunció la creación de un organismo público que se dedicara a atajar el problema de la soledad – el llamado Ministerio de la Soledad -, un problema que afecta ya a más de 9 millones de personas en Reino Unido. Al frente de este organismo Theresa May situó a la joven política conservadora Tracey Crouch.

 

 

La soledad en las grandes ciudades, un problema que deben afrontar tanto instituciones públicas como privadas

El pasado diciembre, el Congreso de los Diputados de nuestro país aprobó una proposición de ley con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre el impacto de la soledad crónica. Se trata de una mera declaración de intenciones, de un primer paso en un largo camino, pero algo es algo. Sin duda la soledad es un fenómeno complejo, que debe analizarse desde múltiples ángulos, pero en ningún caso la sociedad debe permanecer de brazos cruzados ante esta epidemia social. La soledad nos afecta a todos y todos debemos combatirla: organismos públicos, empresas, partidos políticos, ongs, sindicatos, asociaciones profesionales, ciudadanos, etc. Sin una estrategia coordinada será imposible acometer todas las acciones que son necesarias para acabar con esta lacra social. Los perfiles de las personas que afirman sentirse solas son muy variados. El aumento de los hogares unipersonales, el descenso de la natalidad, el desempleo, los nuevos modelos familiares, o la tendencia a mantener relaciones menos vinculantes está configurando una nueva sociedad donde la soledad ha encontrado un excelente caldo de cultivo y donde puede manifestarse a través de rostros inesperados. La sensación de soledad no entiende de sexo, edad o clase social, incluso hay casos de niños o adolescentes que padecen soledad crónica y severa, aunque el colectivo más castigado por esta epidemia social son los ancianos, que en muchos casos viven solos sus últimos años y mueren solos.

trashtag-sostenibilidad

“Trashtag Challenge”, el reto viral que está limpiando el planeta de plásticos

El “Trashtag challenge” es un reto que ha triunfado este mes en las redes sociales y que consiste en poner en práctica una acción muy sencilla. Primero se localiza un lugar que esté lleno de basura y se le hace una foto, para a continuación, recoger toda esa basura y hacer otra foto. Ambas fotos se suben juntas a las redes sociales y muestran el antes y el después de la limpieza. Leer más

mujeres-dia-mundial

Día Internacional de la Mujer: ¿Por qué se celebra el 8 de marzo?

En 1975 la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió declarar el 8 de marzo el Día Internacional de la Mujer. Desde entonces esa jornada se ha convertido en un símbolo de la lucha de las mujeres en pro de la igualdad, la paz y la justicia. ¿Pero por qué se celebra precisamente el 8 de marzo? Leer más