El compromiso por la infancia

infancia-eduacion-proteccion-educo

La Convención sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas de 1989, reconoce los derechos de todos los niños y niñas y, a la vez, determina las obligaciones de los Estados para garantizar que estos se cumplan.

En el actual contexto social, económico y sobre todo político de España queremos que los niños y las niñas ocupen un lugar privilegiado en la agenda política. Asistimos diariamente a un sinfín de noticias sobre los pactos políticos y nos preguntamos cuántos de ellos priorizan la infancia; cuántos de ellos buscan dar respuesta a la infancia invisible.

La crisis de los últimos años en España ha tenido una víctima clara: la infancia. Niños y niñas son los que más han padecido las consecuencias y también los más invisibles ante los poderes públicos. Su situación se ha deteriorado alarmantemente en los últimos años. 1 de cada 3 está en riesgo de pobreza y exclusión social (alrededor de 3 millones de niños y niñas en toda España), con una creciente desigualdad dentro del territorio. Además, están lejos de vivir en entornos de buen trato que les garanticen sentirse protegidos contra la violencia y el maltrato.

Es necesario revertir esta situación con urgencia, no solo por justicia y por cumplimiento del marco legal, sino para garantizar un futuro mucho más próspero a la sociedad española. En Educo trabajamos para que la infancia sea protagonista del nuevo gobierno, de los próximos 4 años de legislatura y de los próximos 15 años de agenda de desarrollo nacional e internacional.

Pero para garantizar los derechos de la infancia, es necesario poner en marcha medidas generales, planes específicos, asignar presupuestos, dar seguimiento y evaluación, en definitiva, una clara voluntad política a favor de la infancia. Hay que invertir en infancia, considerar a niños, niñas y adolescentes ciudadanos activos, sujetos de derecho y presente de nuestra sociedad. Apostemos por escucharles, darles voz. y hacerlos participar en la toma de decisiones que les afectan.

Hoy más que nunca pedimos, junto con otras organizaciones de infancia, un Pacto de Estado por la Infancia que garantice una inversión en infancia permanente, ajustada a la realidad y a los valores europeos. Pero también pedimos la aplicación de otras políticas sociales urgentes que ayuden a las familias (más de 770.000 hogares en España no tienen ningún tipo de ingresos), que favorezcan el empleo digno y en condiciones, que amplíe las prestaciones en materia de educación que permitan que todos los niños y niñas accedan al comedor escolar, a los libros de texto y a todo lo necesario para su máximo desarrollo educativo.

Los niños y niñas que viven en España se merecen un país seguro, donde puedan expresarse como ciudadanos y ciudadanas, donde no tengan miedo de estar en la calle o jugar en los parques. La infancia es, como sociedad, nuestro bien más preciado, y todos somos responsables de su protección y de su bienestar.

Para más información sobre Educo y sobre nuestro trabajo puedes entrar en www.educo.org y seguirnos en Facebook y Twitter (@Educo_ONG y @EducoActua) .

En Asti vamos a la parroquia de San Domingo Savio, donde nos han preparado una habitación

Un rápido desayuno con lo regalado por Marisa y después de despedirnos de ella y el “prete” Davide echamos a andar hacia Asti.  Al poco, aún sin dejar el pueblo, Dilo, el dueño de un bar que habla con otro hombre en la calle nos invita a entrar y tomar un café admirado por nuestra “hazaña”. Al salir nos entrega una bolsa con cruasanes que comemos inmediatamente para no aumentar el peso que transportamos. Hacemos fotos del paisaje que atravesamos y de alguno de los animales muertos que encontramos al margen del camino. En Palucco. Como ya es la una y treinta, entramos en el restaurante Villa Fernanda y, luego de  explicarle a la dueña nuestra situación, le pedimos que nos de algo de comer. ¡Dios, que morro tenemos! Afortunadamente ella y las otras dos personas que atienden el negocio son caritativas y nos dan sendos platos de macarrones al pomodoro, un hermoso filete de pollo empanado con patatas fritas y agua, pan y café. Nos hacemos varias fotos con ellos. En Asti vamos a la parroquia de San Domingo Savio, donde el prete Dino, avisado por don Carlos, el prete que nos acogió ayer, nos ha preparado una “camera” con servicio y ducha en la que dormiremos explendidamente. El cura nos dice que a las ocho y cuarto bajemos al comedor para cenar con él y otras tres personas.

14b-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 15a-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 15c-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 15d-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles

 

 

 

Terminamos la etapa en Villafranca d’Asti

A las seis de la madrugada nos obligan a salir del refugio de los pobres. Tras alejarnos de Chieri el negro camino se ilumina con las primeras luces del alba. El día es gris y de vez en cuando cae una ligera llovizna. Al pasar por Vilanova d’Asti nadie nos da asilo y hemos de seguir camino. Hacemos fotos del paisaje de la llanura, ya verde por la lluvia, que no nos permite grabar más. La etapa termina en Villafranca d’Asti, donde el párroco nos proporciona un “suntuoso” apartamento que nada tiene que ver con el de ayer. Este párroco, don Carlo, y el viceparroco, don Davide, oriundo de la India, son dos bravos “pretes” que además nos invitan s cenar. Una feligresa de nombre Marisa prepara la copiosa cena. Un beso a todos… u dos.

 

14a-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 14b-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles

llegamos a Chieri, ciudad con muchas iglesias

Tras despedirnos de Paolo dejamos el albergue del cura y salimos en dirección a Rivoli. El clima es mucho más suave y el camino se hace sin dificultad. Después de Chiusa de San Michele nos paramos frente al monte Pirchiriano donde se ubica la abadía Sacra de San Michele, complejo arquitectónico del siglo X verdaderamente interesante, que fotografiamos desde varios puntos del recorrido. Dejamos atrás Sant Ambrosio de Torino, Ferriera y llegamos a Rivoli con 26 ó 27 kilómetros en las piernas. (A ellos se les suman otros 5 ó 6 en busca de una hospitalidad que siempre se nos niega. Por suerte, Angelo y Andrea de la cafeteria Cristallo nos dan de comer. si queremos dormir a cubierto, hoy tendremos que pagar.
Tras fotografiar la iglesia de los salesianos de don Bosco salimos hacia Chieri. La salida de Torino es verdaderamente torturante. “Lunga e pesante”.

Dejamos atrás el Po y acometemos una fuerte subida de unos 5 kms. donde practican los ciclistas. Descendemos y nuestros pies se resienten por el mucho trote y la subida de temperatura. En Chieri, ciudad con muchas iglesias, llamamos en él colegio Santa Teresa y su superiora, sor Manuela, llama a los salesianos para que nos den un “posto” donde dormir. Lo consigue y también nos da de comer. Una vez allí vemos que se trata de una sala que destinan a los pobres vagabundos. Dando un paseo por la ciudad conocemos a Giorgio y Barbara quienes muy gentilmente nos acompañan a visitar la magnifica iglesia ubicada en un alto, Chieri, nos muestra sus ultimas luces en la oscuridad de la noche.

13-11a-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 13-11b-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 13-11c-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles

Dejamos atrás San Giorio de Susa, Busoleno y otros pueblos

caminantes-San-Giorio-Susa-mediapostgroup

Desayunamos en la casa del clero. Las monjas nos dan una bolsa de comida para el camino. Solo estamos a 4 bajo cero cuando salimos. Dejamos atrás San Giorio de Susa, Busoleno y otros pueblos encaramados en las laderas de los montes. En un restaurante de carretera  de categoría llamado Cascina Roland, con el mayor aplomo, pedimos que nos den algo de comer pues somos peregrinos de Madrid a Roma y no tenemos dinero. Leonardo nos sienta a una mesa y pone sobre la misma sendos platos de pasta, agua con gas y para finalizar dos cafés. Cada día tenemos más seguridad en nosotros mismos. De nuevo por carreteras sin arcén llegamos a San Antonino de Susa. Donde el párroco nos aloja en una habitación de ocho literas. Allí se encuentra Paolo, un hombre al que la vida ha maltratado. Luego de visitar un supermercado vamos a preparar unos tallarines al pesto genovés que no se los salta un gitano con alpargatas.

 

 

Llegamos a Susa donde nos acojen en dos cómodas habitaciones

Dejamos la habitación de salesianos a 30 grados y salimos a la calle donde hay 14 grados bajo cero. Desayunamos parte de lo que queda de lo que nos regaló Carla en la cafeteria de Sandra, que nos da un paquete de bombones. Nuestro camino pasa por Salbeltrand, Exilles con su famoso fuerte y otros pueblos de montaña filmando y haciendo fotos hasta llegar a Susa. Allí nos niegan hospitalidad los franciscanos, las josefinas y en otro sitio de monjas llamado Rosaz, pero al pasar por una calleja vemos un letrero que dice: Casa del clero, donde las hermanas María Margarita, Emma y Teresa nos acojen en dos cómodas habitaciones, nos dan de cenar y mañana de desayunar.

12-2-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 12-3-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 12-4-marzo-destacada-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles

Entramos en Oulx, donde conseguimos alojamiento con los salesianos de San José

Después de resolver algunos problemas con nuestro móvil que nos impidieron comunicarnos con vosotros os resumimos estos últimos 2 días.

7/3/2016
Salimos de Briancon. Todos los pueblos están nevados y difíciles de transitar pero la carretera está limpia y los estrechos arcenes también. El día es espléndido y aunque estamos a 13 ó 14 grados bajo cero el equipo nos protege a la perfección. Desde la Vachette a Briancon nos acompaña un perro parecido al Huski muy simpático (unos 9 kilómetros).
Tenemos que llegar a Claviere porque en Mongenebre nadie nos da acogida y alli Carla, la dueña del hotel Passero Pelegrino nos da hospitalidad, cena y desayuno. Gran mujer.
El paisaje de este recorrido es grandioso y la gente de Montgenebre nada generosa porque pedimos pan en seis sitios y en todos nos lo niegan. Gracias a Dios, en la iglesia de Montgenebre, la única mujer que hay en ella nos da 10 euros con los que compramos lo suficiente para comer.

8/3/2016
Nos despedimos de Carla y Salvatore del hotel Passero Pelegrino. Nos llevamos unos tres kilos para cada uno de comida que nos ha regalado Carla. Pasamos por Cesana Torinesse donde no conseguimos arreglar el teléfono que tenemos roto desde ayer. El entorno sigue siendo espectacular y acompaña nuestro descenso da la montaña. Paramos para comer parte de lo que Carla nos dio. Pasamos unos túneles y entramos en Oulx, donde conseguimos alojamiento con los salesianos de San José. Nos ponemos al dia con lo atrasado.

8-1-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 8-2-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 8-3-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 8-4-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles

 

Un fin de semana marcado por una gran nevada

Al salir de Embrun y tras caminar un kilometro vemos imposible continuar. El peligro de sufrir un accidente es grande pues la carretera está limpia justo para el paso de los coches y sin arcén puede sucedernos algo grave. Nos aconsejan tomar un tren, y para nuestra desdicha, volvemos al pueblo y lo hacemos. Quedarnos en Embrun para que mañana pase lo mismo. Mañana veremos que pasa.
Tras la nevada y de haber tenido que claudicar ayer, hoy hemos iniciado la jornada con fuerza e ilusión renovadas. La carretera, a diferencia de ayer, se puede transitar aceptablemente, luce un día estupendo y el paseo de 18 km, aunque cuesta arriba, es entretenido y agradable. La comida es una barra de pan que nos da una señorita que las vende en una roulotte. Ya en Briancon nos hospedamos en el hotel de la Paz, donde por ser peregrinos nos hacen un importante descuento y nos dejan lavar la ropa incluyendo la secadora. Son las 17.35. Luego veremos lo que podemos cenar.

4-2-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 4-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles

Cobijados del viento, en una parada de autobús comiendo nueces

 

caminante-mediapostgroup-10

El paisaje, las villas, las buenas sensaciones e incluso el dolor van quedando en la estela de nuestro camino.

cambio-climatico

Y tú, ¿qué haces contra el cambio climático?

cambio-climatico

Ya no nos cabe duda, o no debería. El cambio climático está aquí. Por primera vez en la historia ¡¡ha nevado en Kuwait!! que no solía bajar de los 15º en invierno. Estamos en un invierno loco donde los días de sol intenso y los días de frío parecen estar jugando a la ruleta rusa y se intercalan sin motivo aparente. Nuestras cosechas cambian, pero como en los supermercados hay de todo a cualquier precio y venga de donde venga, no queremos asumir que comer tomates en enero es señal inequívoca de que vienen de lejos, de muy lejos, o que estamos en verano. Para nuestra sociedad no deja de ser anecdótico, aún, pero hay lugares donde las consecuencias del cambio climático están obligando a poblaciones enteras a dejar sus hogares o a cambiar su forma de ganarse el sustento porque la temperatura ha cambiado y el ecosistema también.

En InspirAction, estamos trabajando para frenar el cambio climático, y tú te puedes unir a esta lucha. Somos una ONG que camina de la mano con comunidades que ya están sufriendo las consecuencias del calentamiento global y se ve obligada a cambiar para sobrevivir. Como por ejemplo en Nicaragua, donde las zonas cafetaleras por excelencia están viendo como las altas temperaturas malogran sus cosechas. Por eso estamos colaborando para que la población campesina pueda cambiar sus cultivos y adaptarse a las nuevas condiciones climatológicas, sustituir el café por cacao o por colmenas para miel puede abrirles un nuevo mercado que haga frente a las pérdidas actuales.

Conocemos de primera mano los problemas de los países más vulnerables, las sequías e inundaciones, las temperaturas extremas, la subida del nivel del mar, la necesidad de financiación para adaptarse a estas nuevas condiciones. Esto nos da información y capacidad para exigir cambios en las políticas nacionales e internacionales y ponerle freno al cambio climático ¡ya! Además de los proyectos específicos en países del Sur, estamos trabajando en incidencia política para denunciar que son los países más industrializados los responsables del calentamiento global a través de las emisiones de CO2, y su responsabilidad se debe ver plasmada en compromisos económicos para financiar la adaptación a este cambio generado y en su concienciación para mitigar el problema y dejar de emitir CO2 y buscar energía limpia para nuestro modelos de consumo.

Hemos estado presentes en la COP21 en París, en diciembre 2015, como parte de la delegación de sociedad civil. InspirAction siguió de cerca las negociaciones y defendió en todo momento la necesidad de asistir a los pueblos más vulnerables para que adquieran capacidad de resiliencia al cambio climático. Después de las buenas palabras de todos los líderes políticos, efectivamente estamos ante un acuerdo histórico, pero no suficiente. Este acuerdo no nos garantiza que cesen las emisiones y el calentamiento global no supere los 1,5º, ni los 2º, tal y como recomienda la comunidad científica. Esperemos que no se quede en papel mojado y sea solo buenas intenciones que no estén seguidas de planes concretos en cada país. Mientras tanto, cada uno de nosotros tiene una responsabilidad, en nuestro consumo, como personas responsables y conscientes del problema, en nuestro transporte, en nuestro modo de vida en este único planeta.

Artículo escrito por Corina Mora • Técnica Medios de Comunicación e Incidencia • InspirAction
www.inspiraction.org