Miriam Subirana tus decisiones crean tu realidad

Tus decisiones crean tu realidad

Miriam Subirana tus decisiones crean tu realidad

A lo largo del día tomas muchas decisiones. Algunas te incumben a ti, son pequeñas y no tienen aparentemente mucha trascendencia. Por ejemplo qué camisa o qué zapatos te vas a poner. Otras decisiones influyen o repercuten en otras personas. Otras cambian el rumbo de tu viaje por la vida. Con cada decisión que tomas y aplicas vas creando tu realidad presente y construyendo tu futuro.

Por ejemplo, tuviste un accidente porque decidiste cruzar la calle esa noche, en ese momento y en ese lugar. Resbalaste y te torciste el pie porque mientras andabas tu mente estaba en otro sitio y tu visión distraída. Además, ese día habías decidido ir con sandalias y no con los zapatos que protegen tus pies.

Puede ser difícil de aceptar, pero lo cierto es que con nuestras decisiones creamos nuestra realidad y nuestro destino. Somos responsables de la realidad qué vivimos y de cómo la vivimos.

Algunas decisiones implican un cambio importante de realidad, cómo cuando la oruga inicia la creación del capullo y se mete en él, su realidad cambia hasta el punto de cambiar de forma: vive la metamorfosis. Si la oruga simplemente decide cambiar de hoja sobre la que posarse a comer, aplica un pequeño cambio de lugar sin realmente transformarse. Sigue realizando la misma actividad.

Hay terapias que te llevan a cambiar tus muebles interiores de sitio, quizá te sientes más cómodo con esos cambios, pero sigues con los mismos muebles. Es mantenerse como la oruga que simplemente cambió de hoja sobre la que posarse. Aún no te metiste en el capullo, donde se dará la metamorfosis que te permitirá transformar por completo el mobiliario interior, eliminando la carcoma y los muebles inservibles.

Cuando las decisiones que tomas pueden repercutir en otras personas, tu responsabilidad incrementa. Necesitas fortalecer tu habilidad de discernir para responder adecuadamente, es decir la response-habilidad. Esta habilidad brota de un corazón calmado, una mente serena y un intelecto claro. Se fortalece con valentía, confianza y determinación. Practicar la meditación da sosiego al corazón y serenidad a tu mente. Cuando meditas incrementan tu claridad y tu confianza. Tu discernimiento se amplia, se agudiza, ves más y mejor.

 

Podéis leer el artículo completo en el segundo número de nuestra revista digital gratuita, haciendo clic aquí.

Por Miriam Subirana (conferenciante internacional, coach, escritora y artista), será nuestra próxima conferenciante el jueves 3 de Julio a las 19:30h en Caixa Forum Madrid.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *