nanotecnologia

La Tercera Revolución Industrial: Nanotecnología

Continuando con la serie de artículos referidos a la tercera revolución industrial, vamos a tratar en este escrito el segundo área de conocimiento que va a propiciar un cambio de paradigma en múltiples sectores, hablamos en este caso de la nanotecnología

Cada vez que oímos este término es difícil no dejarse llevar por la imaginación y fabular sobre un incontable ejército de robots microscópicos, los cuales recorren nuestro torrente sanguíneo reparando a nivel celular nuestros tejidos al mismo tiempo que aseguran que el colesterol no obstruya nuestras arterias.

Es cierto que en el área de la medicina es uno los campos en los que más aplicaciones puede encontrar la nanotecnología y se trata, sin duda, de uno de los campos con más investigaciones activas; realmente no estamos lejos de poder aplicar tratamientos de quimioterapia unicamente en las áreas afectadas por un tumor, disminuyendo en gran medida los efectos adversos de este tipo de tratamientos y reduciendo en drásticamente los efectos secundarios. Pero realmente, lo que hace que la nanotecnología tenga un impacto tan profundo en el mundo que está a la vuelta de la esquina son sus múltiples aplicaciones en tantos otros campos, con los que habitualmente no la relacionamos y en los cuales profundizaremos a continuación.

Vamos a comenzar con una breve definición de la nanotecnología, definiéndola como la tecnología dedicada al diseño y manipulación de la materia a nivel atómico o molecular, a estas escalas nanométricas, la materia se comporta de forma distinta a la habitual y presenta propiedades únicas que permiten desarrollar comportamientos asombrosos, de modo que se pueden presentar características completamente distintas a las observadas a escala macro o incluso microscópica.

Entre las aplicaciones más prometedoras, además de aquellas relacionadas con la medicina, que han conseguido dar el paso del laboratorio a la realidad se encuentran:

Nanomateriales: Se trata de materiales construidos a base de la reordenación de átomos a escala nanométrica, entre los más destacados y con más aplicaciones prácticas se encuentran los nanotubos de carbono, material que puede revolucionar el futuro de la construcción, dado que es cien veces más fuerte que el acero y hasta casi diez veces más ligero. Otro de los ejemplos de nanomaterial, que se encuentra muy de moda en los últimos tiempos es el grafeno, se trata de un material bidimensional, con el espesor de una única capa de átomos, que está llamado a revolucionar el mundo de la computación, de modo que nos permita construir ordenadores mucho más rápidos (recordemos que continuar cumpliendo con la ley de Moore y por lo tanto, con el aumento de potencia de cálculo de las computadoras es lo que nos va a permitir un desarrollo exponencial en muchos aspectos tecnológicos).

Producción y almacenamiento de energía: A través de la aplicación de la nanotecnología se ha conseguido aumentar la eficiencia de las células fotovoltaicas, al mismo tiempo que se ha conseguido una reducción en los costes de fabricación de las mismas. Del mismo modo, se ha conseguido fabricar baterías de bajo coste construidas con materiales nanoestructurados, las cuales son capaces de almacenar energía de una forma mucho más óptima y durante muchos más ciclos de carga resultando su vida útil, mucho mayor que las baterías desarrolladas hasta ahora, (recordemos que disponer de energía limpia y abundante, así como tener la capacidad de almacenarla, es otro de los catalizadores que unidos nos van a catapultar a una nueva época en la historia de la humanidad).

Producción agrícola: Utilizar la nanotecnología para liberar de forma inteligente y controlada pesticidas y herbicidas, se encuentra entre las aplicaciones que a día de hoy ya se están aplicando en este campo, así como el uso de nanobiosensores para la detección precoz de patógenos o la mejora en la asimilación de nutrientes, de modo que nos preparemos para tener la capacidad de alimentar a los millones de personas que poblaran el planeta.

La nanotecnología se está desarrollando en múltiples campos entre los que se encuentran las aplicaciones armamentísticas y militares, el medio ambiente, la electrónica, la industria textil y la industria alimentaria y un largo etc. que nos hace situar a la nanotecnología como la segunda área de conocimiento que desembocará en tecnologías disruptivas que cambien completamente, y esperemos que para mejor, la concepción del mundo que tenemos a nuestro alrededor.

 

Artículo escrito por Marcos Rojo, Responsable de Innovación y Tecnología Mediapost Group
Publicado en el nº 12 de la revista Ideas Imprescindibles

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *