Entradas

acnur-refugiados

Deberes de los niños refugiados: herramientas para promoverlos

acnur-refugiados

Los derechos y los deberes de los niños son dos categorías que están estrechamente ligadas. Al contrario de lo que creemos Leer más

Testamento solidario

unicef-testamento-solidario

¿Alguna vez te has planteado hacer testamento? ¿Y sabes lo importante que es? Un 40% de los fallecidos en España en 2015, no lo tenían y esto genera muchos problemas posteriormente a las familias y los seres queridos. Leer más

El dinero sí da la felicidad

felicidad-dinero-solidaridad

Estamos acostumbrados a escuchar lo contrario. Woody Allen tomó posición con su habitual sorna: “El dinero no da la felicidad, pero da algo que se le parece mucho”. Fuera de bromas, lo que quiero decir es que lo que te hace más feliz de tener dinero es darlo, no atesorarlo.

La ciencia muestra el efecto benéfico que tiene donar para la gente. Los neurocientíficos han hallado que el acto de donar activa los centros de placer en forma parecida a como lo hace cuando comemos chocolate o tenemos sexo.

No obstante, creo que la gente debe donar por motivos más elevados que sentir un cierto bienestar. Por eso, quienes nos dedicamos a la captación de fondos (o fundraising, como se denomina en inglés) apelamos a razones morales. No debemos reducir el acto altruista a una simple forma de sentirnos bien, reforzando con ello un estilo de vida hedonista de mirada estrecha muy extendido en nuestra sociedad.

La solidaridad es, además de fuente de bienestar, la argamasa que cohesiona la sociedad. Ya los antiguos griegos, los primeros que empezaron a pensar sobre la vida social, acuñaron el término filantropía, literalmente “amor a la humanidad”, para explicar la inclinación a dar. Desde entonces, el pensamiento ético ha alabado la bondad de dar. Cada escuela lo justifica de una manera. Para los utilitarios, procura felicidad. Para los kantianos, es un imperativo. Para otros es una virtud.

Cualquiera que sea la teoría moral, dar es bueno. Hasta el punto de que lo contrario, no dar, puede considerarse censurable. El filósofo Peter Singer planteó esta situación: adviertes que un niño ha caído a un estanque poco profundo. Si te metes en él para rescatarle arruinarás tu elegante ropa. ¿Debes salvar al niño? La mayoría dirá que sí. El precio de limpiar tu ropa parece algo pequeño en relación al valor de una vida. ¿La respuesta seguirá siendo la misma si hay más personas alrededor que han visto lo que sucede? Sí, cualquier persona solidaria se sentirá en la obligación de actuar incluso cuando otros podrían hacerlo en su lugar. Por último, planteó qué se debe hacer cuando sabes que ese niño en peligro está lejos de ti, en otro país, cuando podrías salvarle con un pequeño coste (por ejemplo, menos de lo que te costaría llevar el traje o vestido a la lavandería). ¿Debes hacer algo? Singer dice que sí. Yo creo, como él, que podemos apoyar a ONG eficaces con aportaciones dentro de nuestras posibilidades económicas que se traducirán en beneficios vitales para otras personas o en otros bienes (proteger a animales o preservar el patrimonio artístico, por ejemplo).

Excepto quienes están agobiados por la cobertura de sus necesidades básicas, toda persona puede aportar algo de su dinero excedente. Sobre todo, puede elegir donarlo en lugar de gastarlo en algo que realmente no necesita. Lo mismo podríamos decir del tiempo. Por más que sea hoy día un bien escaso, siempre nos puede sobrar algo para dedicarlo al voluntariado. No hay más que ver el tiempo medio que un español dedica a ver la televisión cada semana (casi 16 horas) con el que destina a la participación asociativa (9 minutos).

Está claro que dar es bueno para ti tanto como lo es para quienes se benefician de tu donación. No lo dudes. El único interrogante que debes plantearte es a quién dar.

 

Artículo escrito por Agustín Pérez, director de Ágora Social – www.agorasocial.com

Refugiados y migrantes

refugiados-siria-mensajeros-paz

Ante su drama la sociedad, la gente, ha estallado, y estalla como lo hace la gente buena, dando, y ofreciendo. En estos últimos meses en Mensajeros de la Paz hemos recibido cientos, miles de ofrecimientos de particulares de gente corriente (“Padre Angel: yo tengo la habitación de mi hijo que esta fuera…o puedo poner tres o cuatro platos más en nuestra mesa…) también empresas nos han ofrecido productos o servicios, incluso hace unas semanas hemos recibido la mayor donación entregada a Mensajeros de la Paz en sus 53 años de historia: 1 millón de Euros, de la Mutua AMA, con destino a la ayuda a los refugiados.

Ahora, hablamos de la crisis de los refugiados sirios, pero no es un problema estas semanas, de estos 2 o 3 meses. Desde 2011, casi 5 millones de sirios han abandonado su país, su casa, y su medio de vida huyendo de la guerra y la muerte. La segunda “ciudad” más poblada de Jordania, las comillas las uso porque ese lugar, es un campamento de refugiados sirios en medio del desierto.

Acabo de llegar de verles en Macedonia, Serbia, Hungría y Grecia, pero también pasé con ellos –o con otros– la Navidad de 2012 en ese campo de al Zaatari, en Jordania, donde entonces ya había 150.000 personas y cada día llegaban otras 30.000. Ya durante 2012 a través de Mensajeros de la Paz les habíamos llevado ayuda, casas prefabricadas, un hospital móvil, pero créanme, allí todo era una gota de agua en el mar. Ahora se habla de emergencia…porque están a las puertas de casa. Los políticos discuten, y se reparten cuotas, como si hablaran de patatas o de camiones, negocian si España puede o no acoger a 15.000 –cuando en el Estadio Santiago Bernabeu caben 75.000 espectadores!!!–.Y todo para que la semana pasada trajeran a 19. ¡¡DIEZ Y NUEVE PERSONAS!!. Pero, ¿dónde vamos a llegar?

Los gobiernos, los verdaderos responsables, los únicos que pueden solucionar el problema, hablan, discuten, pero no hacen nada…La sociedad esta conmocionada, deseando ayudarles, pero las Administraciones, ¿qué han hecho?. Esconder la cabeza bajo el ala, que es lo mismo que crear comisiones y organizar cumbres. Hay miles de personas esperando, en una situación inhumana. Niños, mujeres embarazadas…No pueden esperar un minuto más. Yo invito a las autoridades políticas, y a los obispos, a que vayan allí a hacer esas reuniones donde todos hablan pero ninguno mueve ficha. Deberían conocer las necesidades que tiene esta gente, que llama a nuestra puerta, huyendo de la guerra, y nadie les escucha, ni les abre. Europa lleva casi tres meses con las fronteras atestadas, y asaltadas, solo les han echado la manguera, como si fueran maleantes, o alborotadores.

En Mensajeros de la Paz tenemos preparados desde septiembre varios centros en diferentes puntos del país, con todo dispuesto para acoger a varias familias que vengan a España. Pero mientras vienen, o les dejan venir, les estamos echando una mano con 4 cocinas móviles en las fronteras de Serbia (Belgrado), Macedonia (Preshevo) y Croacia (Tovarnik) así como en Atenas, en colaboración con REMAR. Estamos atendiendo a más de 4.000 personas al día. Hacemos lo que podemos, les damos té, sopa caliente, fruta y trato humano. Y si esto sigue así queremos instalar un campamento organizado, con servicios, agua, atención social…¡son personas!

Nadie abandona su tierra, su gente, su país, por gusto. Ellos no vienen aquí a hacerse ricos. SON GENTE QUE HUYE DE LA MUERTE, SON REFUGIADOS DE LA GUERRA, CON TODOS LOS DERECHOS DE ASILO RECONOCIDOS POR TODOS LOS TRATADOS INTERNACIONES. Si han llegado aquí es a causa de una guerra que ni la Unión Europea ni la ONU han sabido evitar. Me conmueve y agradezco la solidaridad social, que ha sido la mayor explosión social de Europa en toda su historia reciente, me enorgullece,… pero pienso que no debiera ser necesaria. España, los países europeos tienen
–tenemos– dinero y medios para ayudarles (como también hay dinero para sanidad o educación, otra cosa es que se lo gasten o no). Ni hay que picar en el bolsillo del ciudadano; los gobiernos deben actuar y cumplir promesas.

El Papa Francisco que fue el primero en gritar VERGÜENZA! ante los cuerpos de los ahogados de Lampedusa, nos recuerda en su reciente y hermosa encíclica “Laudato si (Alabado seas) que no somos Dios, que la tierra nos precede y nos ha sido dada, que debemos hacer un planeta habitable para la humanidad y para el resto de la creación. Y nos recuerda algo importantísimo: que el ambiente natural y el humano se degradan juntos. El desarrollo
sostenible no puede estar separado de la justicia social; la ecología ambiental ha de ser coherente con la ecología humana. Me duele profundamente cuando leo los periódicos o veo la televisión que el Mediterráneo, que durante milenios ha sido cuna de civilizaciones y crisol de culturas, sea la
sepultura de muchas vidas inocentes.

Miles de personas, cuyos nombres ni cifras exactos nunca conoceremos, perecen en sus aguas, en las nuestras, siguiendo el legítimo anhelo de salvar su vida. Y los que sobreviven en ese mar que es tan suyo como nuestro, cuando llegan a tierra –a la nuestra– se encuentran policías y vallas con cuchillas, que los políticos disfrazan con el nombre de concertinas. ¿Qué sería hoy de nosotros si hubiésemos puesto barreras a la lengua, a la cultura, a los números, a los sabores, a la ley, al alfabeto, o al mismo Evangelio que un día llegaron a nuestras costas desde esas mismas aguas o por esos mismos caminos? ¿Qué será mañana de ellos, de los que sufren en la otra orilla, al otro lado de la frontera?. Y ¿qué será de nuestra sociedad, de nuestras conciencias, si seguimos impasibles ante esta tragedia?

 

Artículo escrito por Padre Ángel, Sacerdote Fundador de Mensajeros de la Paz
Publicado en el nº 8 de la revista Ideas Imprescindibles

Escuchando al Padre Ángel

 

“Cada vez somos capaces de ser más solidarios”, con este mensaje tan esperanzador comenzaba el Padre Ángel la decimoctava conferencia de Ideas Imprescindibles. Un encuentro emocionante que tuvo lugar el pasado jueves 10 de diciembre en la Fundación Diario Madrid y al que asistieron 220 personas.

Escuchando al Padre Ángel te das cuenta de lo que realmente importa. Te das cuenta de la suerte que tenemos de tener un hogar, dormir cada noche en una cama y comer tres veces al día un plato caliente. Pero sobre todo te das cuenta de lo importante que es la solidaridad. Esta sociedad necesita más cariño y comprensión que dinero.

Escuchando al Padre Ángel abres los oídos, los ojos y el corazón. Abres los oídos con atención para escuchar las situaciones difíciles que vive mucha gente aquí, en tu país, en tu ciudad, a escasos minutos de tu puerta. Abres los ojos para ver lo que realmente importa y ampliar la vista más allá de tu smartphone de última generación. Y abres el corazón a sentimientos como la solidaridad, la empatía y la generosidad.

Con las reflexiones del Padre Ángel pudimos conocer las desesperadas situaciones a las que se enfrenta a diario su fundación Mensajeros de la paz. Desde hace más de 50 años, esta organización no gubernamental se esfuerza con tesón por crear “hogares funcionales para acoger a niños y jóvenes privados de ambiente familiar o en situación de abandono, proporcionándoles el medio más parecido al de una familia, en el que desarrollan su vida y formación integral de un modo eficaz, garantizando su presencia en la sociedad sin discriminación y sin marginación”.

Si bien atravesamos una grave crisis, el Padre Ángel nos ofreció una visión optimista y motivadora. Una persona incansable en su búsqueda de un mundo mejor y que con su discurso inspirador contagia esa energía solidaria. “La sociedad está hambrienta de hacer cosas”, aseguraba el Padre Ángel. Y es que un mundo mejor es posible. Está en nuestras manos.

A continuación os dejamos el video con la conferencia completa:

Viajes-Sanga-solidaridad-con-Nepal-ideas-imprescindibles-2

Viajes Sanga, un ejemplo de solidaridad con Nepal

Viajes-Sanga-solidaridad-con-Nepal-ideas-imprescindibles

A día de hoy Viajes Sanga lleva recaudados 15.200€ para ayudar al pueblo nepalí. La iniciativa se puso en marcha el pasado 26 de Abril, cuando Viajes Sanga decidió utilizar su experiencia y sus equipos logísticos presentes en Nepal para la organización de trekking y expediciones, para llevar ayuda al pueblo nepalí.

Esta cadena humana, que se inicia en sus clientes, y pasa por sus oficinas de Madrid y Kathmandú, ha alcanzado la zona más castigada por la devastación que dejó a su paso el terremoto. La punta de lanza de este equipo está siendo dirigida en Nepal por la guía y colaboradora Pasang Lhamu Sherpa Akita quien, desde el primer momento de la catástrofe y tras sobrevivir a la avalancha en el Everest, se volcó en cuerpo y alma en esta labor humanitaria. Pasang Lhamu Sherpa Akita puede iniciar este proyecto gracias a la ayuda de sus clientes y amigos, la de otros amigos extranjeros y algunas organizaciones nepalesas.

Esta es una crónica del viaje:

“Los primeros viajes de emergencia para llevar ayuda al distrito de Gorkha fueron en helicópteros. Fueron necesarios 5 viajes y contratar siete horas y media de vuelo, para transportar ayuda de primera necesidad a los pueblos de Laprak, Sama Goan, Bhandari Goan, Lho y Khani Goan. En total fueron repartidos 1950 kg de ayuda que incluían comida, tiendas de campaña y mantas.

A partir del día 11 de mayo se han utilizado camiones para acercarse lo máximo posible por carretera a la zona afectada. Desde la carretera fueron necesarios 200 porteadores para llevar la ayuda a las aldeas devastadas.

Hasta ahora, el equipo de Pasang Lhamu ha llegado a los  pueblos de Kabre, Dolalghat, Khadgabhanjyang, Manakamana, Madanpur, Dhuwakot, Kumpur, Lele y  Suspa-Kshemewati. Se han repartido 18.300 kg de arroz, 1.300 kg de lentejas, 1.430 litros de aceite, 570 kg de sal y 192 esterillas y materiales como tubos de cañería de pvc para restablecer las conducciones de agua potable allí donde habían desaparecido. Calculamos que la ayuda hasta ahora ha llegado a más de 2000 hogares.

Pasang Lhamu relata su experiencia de los últimos 4 días en Laprak (Gorkha):

“Ha sido una experiencia increíble, hemos conseguido distribuir comida, mantas y esterillas. También pudimos establecer campamentos para atender a los enfermos gracias al Dr. Lama Sonam Rinchen, Vuelvo a Laprak desde Kathmandú pasado mañana con medicinas y vitaminas para las 36 mujeres embarazadas que he conocido y que están a punto de dar a luz. Gracias por vuestra compasión. He escuchado tantas historias tristes de pérdidas…. Muchas gracias a todos los amigos de Viajes Sanga”.

 

[btn text=”Ver + fotos y relatos” tcolor=#FFF bcolor=#FF0000 link=”https://www.facebook.com/pages/Viajes-Sanga/200256126677845?fref=photo”]

 

te-invito-a-cenar

Mediapost Group colabora en una cena de Navidad para familias sin recursos

TEINVITOACENAR.ORG es un evento en el que 600 personas necesitadas serán invitadas a una cena de Navidad. En la organización del evento participarán 500 voluntarios y para la creación del menú prestarán su talento 20 maestros de cocina, entre los que figuran David Muñoz (Restaurante Diverxo), Ricard Camarena (Restaurante Ricard Camarena), Juan Pozuelo (Grupo Raza Nostra), Sergio Fernández (programa Las Mañanas de la 1), Quim Casellas (Restaurante Casamar) o Chema de Isidro (Escuela de cocina Chema de Isidro)

El evento tendrá lugar el domingo 21 de diciembre en un entorno perfecto: el Palacio de Negralejo, un palacio construido en el año 1.790, sobre las ruinas de un castillo, en una finca situada a las orillas del río Jarama, muy cerca de Madrid.

TEINVITOACENAR.ORG es una iniciativa promovida por distintas asociaciones sociales, pertenecientes a la Compañía de las Obras, que acompañan a colectivos en exclusión social, y que están guiadas por un mismo objetivo: responder a las necesidades de las personas compartiendo no sólo recursos sino también el sentido de la vida.

Cualquier persona o empresa puede ayudar a hacer posible esta iniciativa aportando un donativo. Por ejemplo, con 500€ se financia la cena de 10 personas y con 50€ se financia la cena de 1 persona. Además también existe la opción de realizar un donativo libre.

Mediapost Group se siente orgullosa de participar en esta iniciativa como empresa colaboradora.

 

www.teinvitoacenar.org

La carrera de Shay

33-A-Blog-Ideas-Imprescindibles-post-ShayDurante una cena organizada para una obra de caridad, el padre de un niño minusválido pronunció un discurso inolvidable…

“Se dice que Dios hace todo a la perfección…¿Dónde está la perfección en Shay, mi hijo? Mi hijo es incapaz de comprender las cosas como los demás niños. Mi hijo no tiene memoria como los otros niños. ¿Dónde está la perfección de Dios? Creo que creando un niño minusválido como mi hijo, la perfección que busca Dios es: ¿cómo actuaremos nosotros ante este niño?”

He aquí una pequeña anécdota para ilustrar mi propuesta, dijo. “Una tarde, Shay y yo nos paseábamos cerca de un parque donde unos niños jugaban al béisbol. Shay me dijo: «¿Crees que me dejarían jugar con ellos?». Sabía que Shay no es del tipo que los chicos buscan para elegir sus equipos normalmente, pero esperaba que al menos se le permitiera jugar. Le pregunté entonces a uno de los jugadores si Shay podría participar en su equipo. El jugador reflexionó unos instantes y dijo: «Perdemos por seis puntos y estamos en la octava manga, creo que podría formar parte del equipo y tener la ocasión de golpear en la novena vuelta.»

Shay emitió un suspiro enorme. Se le dijo a Shay que se pusiera su guante y se situara. Al final de la octava manga, el equipo de Shay marcó algunos puntos, pero seguía perdiendo por tres. Hacia el final de la novena manga, el equipo de Shay ¡gana por un punto! El equipo tiene ahora dos puntos a su alcance y la posibilidad de ganar el partido. Cosa sorprendente, ¡le dan el bate a Shay!. Todos saben que es casi imposible ganar, pues Shay no sabe ni cómo agarrar el bate, ni cómo golpear la bola.

Cuando Shay se coloca en la zona de recepción, el lanzador avanza algunos pasos y lanza la bola con bastante dulzura para que Shay pueda, al menos, tocarla con el bate. Shay batea torpemente al primer lanzamiento, sin éxito. Un compañero de su equipo viene en su ayuda y los dos agarran el bate, esperando el siguiente lanzamiento. El lanzador se vuelve a acercar y lanza la bola suavemente a Shay. Junto con su compañero, Shay golpea la bola que rueda hacia el lanzador que la recoge. Habría podido fácilmente lanzársela al primer base, eliminar fácilmente a Shay y el juego se acababa. Pero el lanzador lanza la bola muy alta y directamente lejos del alcance del primer base.

Todos gritan: «¡Corre a la primera base, Shay! ¡Corre a la primera base!» Nunca tuvo oportunidad de correr hasta la primera base… Shay galopa a lo largo de la línea de fondo, totalmente sorprendido. Cuando alcanza la primera base, el receptor de la derecha tiene la bola en su mano; podría fácilmente lanzarla a la segunda base, lo que eliminaría a Shay que sigue corriendo. Pero lanza la bola por encima de la tercera base y todos gritan: «¡Corre a la segunda! ¡Corre a la segunda!». Los jugadores animan a Shay que se aproxima a la segunda base; cuando llega, todos exclaman: «¡Corre a la tercera!». Cuando Shay pasa por la tercera, los jugadores de ambos equipos le siguen gritando: «Haz todo el circuito, Shay!» Shay completa el circuito, alcanza la zona de recepción y los jugadores le alzan sobre sus hombros. ¡Shay es un héroe! Acaba de hacer el ‘grand chelem’ y de hacer que su equipo gane el partido.”
Ese día, continúa su padre con lágrimas en los ojos, «estos dieciocho chicos alcanzaron su propio nivel de la perfección de Dios.» ¿Debo hacerla conocer a los demás? ¡Qué bonita historia, diréis!

Sorprendente que transmitiendo millares de chistes por correo, ellos se propaguen tan rápido, mientras que cuando se envían mensajes sobre el tema de la Vida, no nos apresuremos tanto a hacerlos correr.

Sorprendente que se pueda tan fácilmente acceder a los sitios obscenos y vulgares del ciberespacio, mientras que cuando se trata de cuestión de valores, no nos parezcan temas verdaderamente apropiados.

Sorprendente que si decide reenviar este mensaje, usted no lo enviará probablemente a un gran número de personas pues usted no estará seguro de qué es lo que ellos creen, ni sabrá qué pensarán de por qué usted le envía esto.

Sorprendente que se esté más preocupado de qué pensarán los demás y no de ofrecer su propia percepción de usted mismo.

La paradoja de hoy es que:

-Se tiene la paciencia de construir grandes edificios, pero no la paciencia suficiente para controlar nuestra cólera.

-Hay larguísimas rutas, pero puntos de vista estrechos.

-Se gasta más, pero se posee menos.

-Se habita en casas más grandes, pero las familias son más pequeñas.

-Se disfruta de más comodidades, pero se tiene menos tiempo libre.

-Se acumulan más diplomas, pero cada vez se aplica menos la lógica, hay menos discernimiento.

-Se han multiplicado los haberes, pero disminuyen sus valores.

-La ciencia permite vivir más tiempo, pero se ha priorizado la cantidad sobre la calidad, pues para muchos, su linea de vida es triste y monótona.

-Se hace el viaje de ida-vuelta a la Luna, pero resulta dificultoso atravesar la calle para presentarse a su vecino.

La tecnología puede permitirnos reenviar esta historia a todos nuestros conocidos con una sencillez sorprendente, pero nosotros debemos decidir si queremos compartir este hermoso texto y los valores que transmite.

Mediapost colabora con un taller de bordadoras de Calcuta

B-02-Acciones-aller-de-bordadoras-de-Calcuta

En febrero de 2012 tres directivos de Mediapost, Ignacio Pi, Begoña de Pablo y Jesús Vázquez viajaron a Calcuta formando parte de un viaje solidario que cada año organiza Fundación Ananta. En ese viaje – en 2013 se alcanzó la tercera edición – Fundación Ananta desea dar a conocer in situ su programa de cooperación al desarrollo “Colores de Calcuta”, un programa que Ofrece apoyo y ayuda a las personas que viven en Calcuta en situación de extrema pobreza.

Su labor se centra en la promoción de la salud y la educación como bases para el desarrollo.
Dentro del programa “Colores de Calcuta”, Fundación Ananta puso en marcha hace unos dos años un proyecto que pretendía ofrecer un futuro mejor a un grupo de mujeres que formaban parte de un taller de bordadoras. En aquel viaje realizado en febrero de 2012 Ignacio, Begoña y Jesús, además de vivir una experiencia inolvidable junto al resto de “viajeros solidarios”, entendieron que el taller de bordadoras podría ser una maravillosa oportunidad para colaborar con aquellas mujeres y de paso ayudarles a labrarse un porvenir. A Begoña se le ocurrió la idea de asociar el taller de bordadoras con un futuro regalo navideño de Mediapost y así nació una colaboración que se tradujo en un pedido que iba a dar trabajo a un grupo de mujeres que trabajaba cada día por escapar de un futuro oscuro e incierto. Mediapost decidió encargar al taller de bordadoras de Colores de Calcuta el regalo navideño que entregarán a sus clientes en la Navidad de 2014. El regalo consistirá en unos preciosos fulares que se están trabajando con las milenarias técnicas indias de bordado y teñido, como el batik. Desde aquel viaje el grupo de bordadoras ha crecido de 5 a 21 mujeres y el pedido avanza a buen ritmo. En la tercera edición del Viaje Solidario organizado por Fundación Ananta y celebrado este pasado febrero, pudimos comprobar en directo como progresaba la producción del pedido.
Para todos los que formamos Mediapost esta colaboración nos llena de una profunda alegría y en unos meses veremos el resultado definitivo del proyecto. En la próxima navidad nuestro regalo será sin duda muy especial.