Su satisfacción me importa un carajo

Ana y Álvaro salen de casa. Les ha costado levantarse. El viento arrecia. Se dirigen al trabajo. Hay mucho tráfico. Será como otra jornada cualquiera… Pufff

Carmen y Carlos salen de casa. Se han levantado con energía. El viento arrecia. Se dirigen al trabajo. Hay mucho tráfico. Será otra jornada diferente a la anterior… Vamossss.

¿A cuál de estas personas prefieres como miembro de tu equipo? Conozco la respuesta, pero… La realidad es la que es. En España, 7 de cada 10 personas se levantan sin ganas porque dicen sentirse insatisfechas con su trabajo.

Por tanto, tienes dos opciones: mirar hacia otro lado argumentando que la satisfacción de la gente que trabaja contigo te importa un carajo o, por el contrario, actuar.

Si eliges mirar hacia otro lado te voy a pedir dos pequeños favores a cambio: el primero que en unos meses, en uno o dos años, me escribas con la siguiente información: En cuánto han mejorado tus resultados (los tuyos), con cuánto talento cuentas en tu equipo, cuál es el grado de satisfacción y de compromiso de tus colaboradores,…

El segundo, que antes de que te decidas podamos conversar sobre ello. Te pediré que me dejes mostrarte algunos datos sobre tu empresa, sobre tus equipos. Grandes cifras, sin muchos detalles

  • El 69% de las personas de tu equipo dicen no sentirse motivadas en su trabajo
  • El 41% de tu equipo se muestra insatisfecho con el equilibrio de la vida profesional y personal
  • El 37% de tus colaboradores se siente muy estresado en su trabajo
  • El 25% argumenta que su falta de motivación viene provocada por factores de  remuneración.
  • El 19% esgrime como causa, la no retribución/reconocimiento de sus logro.

 

Tú que eres una persona que sabe argumentar muy bien me dirás que eso tiene poca importancia, que según los estudios un 60% de los trabajadores en España no piensa en abandonar su empresa, que la situación tampoco es tan grave, que a poco que se les dé.

Te haré dos preguntas, ¿te puedes permitir el hecho de perder a un 40% de las personas de tu equipo? Por otra parte, el hecho de que el 60% no digan que no quieren marcharse de la empresa, ¿significa que están comprometidos con tus objetivos?

Me dirás que eso se soluciona con un incentivo por cumplimiento de objetivos. Que así conseguirás que se comprometan.

Te preguntaré si los salarios de tus colaboradores  están en función de sus responsabilidades.

Me responderás que pagas adecuadamente a tu equipo. Que ganan lo suficiente. Que están comprometidos con los objetivos y que pagas unos variables a final de año.

No lo pondré en duda, pero te daré otro dato: El 44% de las personas que trabajan contigo basan su compromiso en el temor a perder su trabajo. Te invitaré a que pruebes a escuchar a otras personas a expertos en la materia. Puede que te diga algunos nombres como Daniel Pink o Simon Sinek. Te diré que no siempre el incentivo funciona, que existen otras vías.

Argumentarás que todos estos son gurús que aportan cosas que luego no se pueden implantar. Que están muy lejos de la realidad.

Te diré que si analizaras los datos te darías cuenta de que con tu experiencia y tus conocimientos, esta labor no es tan complicada. Que tienes que trabajar en mejorar el clima laboral porque el 41% de las personas que trabajan contigo es lo que más valoran, que dejes que tu equipo aporte ideas porque un 28% lo consideran importante para estar satisfechos en su trabajo. Que en parte tienes razón porque un 16% de las personas de tu equipo valoran que se les reconozcan los logros, pero también otras cosas, como un trabajo desafiante, un líder motivador o posibilidades de crecer.

Me mirarás pensativo

Y aprovecharé tu silencio para pedirte que te respondas a esta pregunta: ¿Qué tipo de personas quieres que trabajen en tu equipo?

Me responderás:

  • Personas que aporten un alto nivel de contribución al negocio
  • Personas que vivan la empresa, que encarnen sus valores
  • Personas que sean un ejemplo a seguir
  • Personas que sean capaces de crear y mantener un buen clima

Y te convencerás porque realmente eres un@ LÍDER. Y te diré que va a ser una tarea que te va a llevar mucho tiempo y que te supondrá muchas frustraciones, pero que al final lograrás tres cosas:

  1. Que Ana y Álvaro lleguen a levantarse con ganas y hacer cada jornada diferente
  2. Que Carmen y Carlos nunca pierdan esa energía
  3. Tener cuatro colaboradores que vienen enchufados de su casa

Puede que al final tengas tus dudas y me digas que por mucho que tú hagas es difícil que estas cuatro personas vengan del todo enchufadas de casa porque no todo depende de ti, que hay factores externos que les afectan.

Te daré la razón pero te pediré que para todo esto obviemos los aspectos macro como la situación política, la falta de fe en el futuro del país, la corrupción, la precariedad del empleo… porque el 100% de tus colaboradores se muestran más confiados en tu proyecto que en los de su país.

 

Juanjo Valle-Inclán • Responsable de Personas y Valores • Mediapost Group

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *