espiritualidad vida interior

Sobre el interior y el exterior

Ideas Imprescindibles interior y exteriorDurante siglos, los grandes pensadores y los líderes religiosos de diferentes confesiones han estado diciendo, básicamente lo mismo respecto a la felicidad. Pero aunque lo hubieran estado gritando, la mayoría de nosotros seguiría sin aceptarlo o , al menos, recordarlo. La verdadera pasión y, por tanto, la felicidad, consiste en encontrar satisfacción dentro de uno mismo. Todas las propiedades del mundo no bastan para darle a nadie la felicidad que algunas personas, que prácticamente no tienen nada, poseen en su interior.

El yo espiritual es el elemento más importante para tener una vida gratificante una vez que nuestras necesidades básicas han sido satisfechas. Sin embargo, acostumbra a ser descuidado, ignorado o negado por la gente, debido fundamentalmente a que las sociedades están demasiado orientadas al materialismo. Son muchas las personas que buscan algo externo para llenar ese vacío que sólo puede llenarse desarrollando un mundo interior rico. Las sociedades nos enseñan, desde niños, a valorar las cosas materiales y a ignorar los recursos interiores intangibles que todos los seres humanos poseemos.

La gente que no tiene una vida interior rica es esclava de sus posesiones y de su entorno. No quieren ni mirar ni buscar dentro de ellos mismos. Por mucho éxito externo que se haya conseguido, si no somos capaces de gestionar nuestra vida interior nos sentiremos vacíos y no realizados.

El yo espiritual se alcanza a través de unos niveles más altos de consciencia que los utilizados en el trabajo, el entretenimiento o en el deporte. La gestión de nuestras partes privadas y solitarias de nuestras vidas harán que nuestra vida social sea mucho más fácil porque no dependeremos tanto de la gente. Dedicarnos a nuestra vida interior y a la voz que nos suena dentro de nosotros nos proporciona una fuerza y una confianza que no existe en el mundo exterior.

 

Podéis leer el artículo completo en el segundo número de nuestra revista digital gratuita, haciendo clic aquí.

Por Ignacio Pi Corrales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *