Qué es la economía circular

La economía circular podría reducir las emisiones de carbono en un 70% para 2030, según un estudio de The Club of Roma. “Si el consumo continúa aumentando como en los últimos años, en 2050 la población del planeta necesitaría tres veces más cantidad de materiales y un 70% más de alimentos”, indican desde eldiario.es. Los datos hablan por sí solos: los recursos se agotan a un ritmo vertiginoso y la solución pasaría por un cambio de paradigma. La economía circular surge como una respuesta a los enormes desafíos ambientales, sociales y económicos y podría cambiar esa dinámica de despilfarro y consumismo.

fases de la economía circular

Economía circular es un concepto cada vez más extendido y presente en los debates socio-políticos. Pero, ¿qué es la economía circular? Se trata de un nuevo paradigma económico inspirado en la naturaleza donde no existe el concepto de residuo. “Se basa en el diseño de nuevos productos y servicios que sean capaces de responder a las necesidades humanas sin perjudicar el medio ambiente, un concepto avanzado de sostenibilidad“, así lo explica Nicola Cerantola, Ingeniero Mecánico especializado en Diseño Sostenible, Economía Circular y Emprendimiento Verde. Desde 2009, emprendedor y director de Ecologing.

Actualmente el sistema económico tradicional es lineal: extracción, utilización y eliminación, es decir, basado en un crecimiento infinito que no tiene en cuenta que los recursos son limitados. Por tanto, es un modelo inviable en el medio-largo plazo. Sin embargo, la economía circular propone “cerrar el círculo” de los ciclos de vida de los productos a través de un mayor reciclado y reutilización. Solo tenemos que fijarnos en la durabilidad de nuestros smartphones, condenados a dejar de funcionar cada 2 años. El mercado nos ha creado la necesidad de renovar nuestro dispositivo periódicamente, ¿cuántos teléfonos por persona llegaremos a utilizar a lo largo de nuestra vida? ¿Cuál es el impacto natural y social en los países productores?

En las últimas décadas hemos experimentado las consecuencias de una producción ilimitada y una forma de vida por encima de las posibilidades del planeta. Desde la Comisión Europea se están tomando medidas enfocadas a “ayudar a las empresas y los consumidores europeos en la transición a una economía más sólida y circular, donde se utilicen los recursos de modo más sostenible”. Las propuestas abarcan “todo el ciclo de vida de los productos: de la producción y el consumo a la gestión de residuos y el mercado de materias primas secundarias”.

La economía circular es mucho más que la gestión de residuos

Para Nicola Cerantola, “la naturaleza nos inspira para crear abundancia, prosperidad y felicidad”. Desde su punto de vista, la economía circular tiene como objetivo rediseñar el modelo actual hacia un paradigma próspero además de sostenible. La economía verde es un modelo más amigable con el entorno. La economía circular es una perspectiva que va más allá, regenerando el capital natural.

¿Cuáles son las nuevas formas de emprendimiento circular?

La economía circular está relacionada con la innovación tecnológica. La automatización y la inteligencia artificial han llegado para quedarse. Como consecuencia, el sector laboral tendrá que adaptarse a esta nueva situación.

Una de las claves para cambiar el modelo es crear realidades que mejoren el paradigma actual a través del emprendimiento en nuevas líneas de negocio. Según Nicola Cerantola circularizar un negocio implica “ganar soberanía, reducir el efecto de la volatilidad de precios, mantener el control sobre los recursos y la cadena de suministro. Significa cambiar los modelos de monetización fidelizando los clientes e innovar en el diseño de servicios y de experiencia de usuario. Significa cuestionar los mercados actuales y encontrar oportunidades rentables y disruptivas, ver la economía con nuevos ojos y liberar el potencial del diseño circular”.

¿Hay cada vez más conciencia del consumo responsable?

En los últimos 5 años se ha producido un cambio importante: “como ciudadanos no podemos mirar a otro lado”. La hiperconexión nos muestra en directo los problemas de cualquier parte del mundo y “necesitamos responder”. El acceso constante a la información desde nuestros dispositivos móviles nos hace plenamente conscientes de las realidades que hay detrás del consumismo. Si nuestra sociedad sigue basándose en “usar y tirar” productos, los recursos naturales terminarán por agotarse. Más que nunca se hace imprescindible un consumo responsable que asegure la sostenibilidad del planeta. El cambio en nuestros hábitos diarios puede suponer un gran salto hacia un modelo viable.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *