banca-etica-solidaria

La banca ética o el poder transformador del dinero

banca-etica-solidaria

Se denomina Banca Ética a aquellas entidades financieras que ofrecen a sus clientes productos cuyo objetivo es, por encima de la simple búsqueda de un beneficio económico, crear una utilidad de carácter social. Este objetivo hace referencia a la rentabilidad social del capital invertido y a la responsabilidad social del inversor. Este tipo de banca, alternativa a la banca tradicional, surge en la década de los setenta, como parte de los movimientos sociales que luchaban por una economía real y que estaban en contra de la especulación y los mercados secundarios. En aquellos años, la acumulación de escándalos de corrupción en Estados Unidos y los conflictos políticos internacionales, como la guerra de Vietnam o el régimen del apartheid de Sudáfrica, crearon un caldo de cultivo donde ciertos colectivos empezaron a tomar conciencia de la relación que existía entre sus ahorros y el uso que los bancos realizaban de su dinero.

Se percataron de que, por ejemplo, los ahorros de una ONG cuya actividad se centraba en la lucha por la paz, podrían estar siendo invertidos en armamento. En ese contexto surgió un movimiento crítico formado sobre todo por economistas que exigían la aplicación inmediata de la ética en los negocios y la búsqueda de un modelo económico que garantizara que los recursos económicos se destinaran a satisfacer las necesidades de los ciudadanos y no a financiar actividades de dudosa legitimidad. Paralelamente a este movimiento empezaron a surgir en países subdesarrollados como Bangladesh iniciativas como los micrócreditos, que planteaban nuevos mecanismos de financiación local y solidaria. A finales de la década de los noventa, Muhammad Yunus y su Banco Grameen revolucionaron el mundo de la banca y obligaron a replantear a muchos profesionales de la banca su código de valores.

En Europa operan desde hace años entidades financieras como Triodos Bank, Fiare, Oikos Bank, Merkur Bank o GLS Bank. Triodos Bank, por ejemplo, nació en 1980, fruto del esfuerzo conjunto de un economista (Adriaan Deking Dura), un profesor de Derecho (Dieter Brüll), un antiguo especialista en organización (Lex Bos) y un banquero (Rudolf Mees), que en 1968 crearon un grupo de estudio con el objetivo de investigar fórmulas para utilizar el dinero de forma consciente. El trabajo de estos cuatro pragmáticos soñadores daría lugar doce años más tarde al primer banco ético de Europa, con sede en Holanda. Hoy día, Triodos Bank tiene sucursales en los Países Bajos, en Bélgica, Reino Unido, España y Alemania. Además, el Grupo Triodos desarrolla una intensa actividad en otros lugares de Europa, América Latina, Asia y África a través de sus fondos de inversión y microcréditos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *