discapacidad-empresa

Discapacidad no es incapacidad

La Ley General de Discapacidad obliga a las empresas públicas y privadas con más de 50 trabajadores a contar en sus plantillas con al menos un 2% de trabajadores con discapacidad. En este contexto es esencial la función de los Centros Especiales de Empleo, que ofrecen a las empresas una solución que, además de ayudarles a cumplir la legislación vigente, les permita integrar a un colectivo que se caracteriza por su esfuerzo, su afán de superación y su capacidad de sacrificio.

Muchos son aún los prejuicios que nos asaltan cuando tratamos el tema de la discapacidad, y más aún, cuando se aborda desde un punto de vista empresarial. Hoy muchas personas discapacitadas desempeñan ya numerosas tareas profesionales y algunas incluso ocupan cargos de responsabilidad en diversas organizaciones. Sin embargo todavía muchas empresas se resisten a incorporar personas con discapacidad a sus equipos de trabajo. ¿Por qué? Algunas de las razones de esta discriminación quizá se encuentren reflejadas en una campaña publicitaria que realizó una Fundación en diciembre de 2015 y que mostraba los resultados de un experimento social que intentaba descubrir cómo reaccionaríamos si nuestro nuevo jefe fuese una persona con una discapacidad.

En este experimento 10 candidatos reales optaban a un puesto de trabajo, mientras una secretaria falsa y dos jefes con discapacidad también falsos, actuaban para conocer las reacciones de los candidatos. La secretaria intenta provocar sin éxito comentarios discriminatorios a los candidatos, sobreprotegiendo a su jefe por considerarle débil y pronunciando frases como “yo esperaba un jefe normal”. El vídeo intentaba demostrar que los prejuicios invalidan y que la discriminación es una forma de violencia.

#reacciona | Una cámara oculta, una falsa secretaria y 10 candidatos reales. Video del experimento:

Tradicionalmente las personas con discapacidad se han encontrado en una situación de clara desventaja a la hora de encontrar empleo. Y para agravar esta discriminación, la crisis económica ha traído consigo la destrucción de cientos de miles de puestos de trabajo, y ha sido especialmente dura con las personas con discapacidad. Desde el año 2005 hasta 2013 el número de personas con discapacidad demandantes de empleo se ha triplicado en nuestro país y este incremento ha sido más notable entre los años 2009 y 2012.

Además, casi dos de cada tres personas con discapacidad que buscan trabajo son parados de larga duración, y esta situación se ha agravado en los últimos años. Para acabar con esta discriminación y garantizar la igualdad de oportunidades es fundamental la labor de los Centros Especiales de Empleo. Los Centros Especiales de Empleo son empresas de capital privado cuyo principal objetivo es facilitar la integración en el mercado laboral de las personas discapacitadas. La plantilla de los Centros Especiales de Empleo está compuesta por un mínimo de un 70% de personal con algún tipo de discapacidad, y es una parte fundamental de los mismos el denominado personal de apoyo, compuesto por psicólogos, trabajadores sociales y especialistas sectoriales que ayudan al personal discapacitado en todas las etapas de su integración laboral en la empresa ordinaria:

  • desde el asesoramiento en los pasos a seguir para encontrar un puesto de trabajo adecuado a sus características personales
  • hasta el seguimiento diario en su puesto de trabajo
  • pasando por la formación de las mismas antes y durante su trabajo diario

Vivva es un Centro Especial de Empleo que trabaja por la plena integración de las personas con discapacidad en el mercado laboral a través de un trabajo remunerado. Para alcanzar su objetivo, Vivva ayuda a las empresas a cumplir con la Ley General de Discapacidad ofreciéndoles una amplia gama de servicios que cubren desde el asesoramiento legal hasta la contratación de personal discapacitado. De esta manera las empresas cumplen con sus obligaciones legales y las personas discapacitadas desarrollan sus habilidades profesionales facilitando su inclusión social. Vivva cuenta con más de 100 clientes y colabora todos los años con casi 500 trabajadores, de los cuales 250 son personas discapacitadas. Nuestra Visión “Soñamos con una Sociedad en la que todas las personas cuenten con las mismas oportunidades a la hora de trabajar” y nuestra Misión “Unir a empresas y profesionales para alcanzar objetivos comunes, dando especial importancia a los colectivos más desfavorecidos” y lo queremos hacer a través de nuestro lema “Sonrisas bien empleadas”. Los servicios de Vivva ofrecen cobertura a la mayoría de necesidades que puedan demandarse desde cualquier sector de actividad: Hoteles, Hospitales, Industrias, Centros Comerciales, Centros Educativos y Deportivos, Administración Pública, Oficinas, Infraestructuras, etc.

La labor de Vivva permite a muchas personas discapacitadas desarrollar sus aptitudes profesionales en numerosos ámbitos de actividad, como por ejemplo en limpieza y jardinería, lavandería industrial, contact center, manipulados, celadores o auxiliares administrativos. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) las personas discapacitadas suponen un 15% de la población mundial y la mayoría de ellas se encuentran en situación de vulnerabilidad por ausencia o precariedad de bienes y servicios adecuados a sus necesidades. La inclusión laboral brinda a las personas con discapacidad la posibilidad de mejorar su calidad de vida, desarrollarse y realizarse. Además la presencia de profesionales discapacitados ejerce un impacto muy positivo en el funcionamiento global de los equipos de trabajo debido al compromiso y la perseverancia que manifiestan. Las empresas que apuestan abiertamente por la integración de personal discapacitado mejoran su clima laboral y se abren a nuevas oportunidades. Compartir tareas entre personas con distintas capacidades es una experiencia realmente gratificante que fomenta la tolerancia y fortalece el sentido de pertenencia dentro de las empresas.

Juan Lozano García-Gallardo • VIVVA
Publicado en el nº 13 de la revista Ideas Imprescindibles

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *