Craftivismo activismo artesanía

Craftivismo: cuando la artesanía se pone al servicio del activismo

Tanque rosa
Marianne Jørgensen, «Pink M.24», 2006.

El craftivismo es un movimiento que utiliza la artesanía para reivindicar causas políticas y sociales. Según sus partidarios, el empleo de la artesanía humaniza sus reivindicaciones, amplifica sus mensajes y atrae la atención de una opinión pública cada vez más escéptica. Los craftivistas suelen ser personas con habilidades artísticas que ponen su talento al servicio de una causa determinada con el objetivo de provocar cambios positivos en la sociedad. En concreto, las actividades de los craftivistas son muy variadas y abarcan desde la confección de jerseys de ganchillo para los más desfavorecidos hasta la elaboración de mantas para perros abandonados. Leer más

Por qué la democracia no es sólo votar

democracia-no-solo-votar

A finales de 2010, un grupo de amigos juristas (una abogada del Estado, Elisa de la Nuez, y cuatro notarios, Rodrigo Tena, Ignacio Gomá, Fernando Gomá y Fernando Rodríguez Prieto) fundamos el blog ¿Hay Derecho?, preocupados porque nos dábamos cuenta de que las reglas en las que nos habíamos educado como juristas y como ciudadanos, y que creíamos fundamento de nuestra convivencia, se estaban desmoronando.  Leer más

El nuevo poder

politica-poder-partidos

Nuevos partidos y nuevos escenarios políticos confirman la llegada de una nueva era que desconcierta e ilusiona a partes iguales. Las instituciones tradicionales muestran signos de agotamiento y nuevas ideas se abren paso en la economía, la empresa y la política. ¿Ha llegado el momento de replanteárselo todo?

¿Qué tienen en común Anna Hazare, un activista social indio de 78 años, la plataforma Kickstarter y Bernie Sanders, un candidato a la presidencia de los Estados Unidos que se autodenomina socialista?

Los tres están integrados dentro de lo que podríamos denominar un nuevo paradigma; los tres plantean modelos disruptivos, los tres son únicos en sus disciplinas y ninguno de los tres deja indiferente a nadie.

Anna Hazare es un activista social conocido por su lucha contra la corrupción en la India. Sus métodos se inspiran en Gandhi y en los últimos años ha logrado importantes conquistas, como la aprobación de una ley anticorrupción y la creación de la figura del Defensor del Pueblo.

En 2011 Anna Hazare inició una huelga de hambre para luchar contra la corrupción que imperaba en las instituciones de la India. Pronto entendió que su huelga de hambre no iba a tener la repercusión necesaria y decidió adaptarse a los nuevos tiempos. En una decisión sin precedentes, Anna Hazare publicó anuncios pidiendo a la gente que le enviaran una llamada perdida si estaban de acuerdo con su lucha. En pocos días recibió 35 millones de llamadas. Anna Hazare utilizó luego esos números de teléfono para convocar manifestaciones a las que acudían millones de personas que compartían su lucha. A sus 78 años Anna Hazare fue capaz de movilizar a las masas a través de los móviles y reunió a varios millones de personas en las calles de Delhi.

Kickstarter es una plataforma de crowdfunding para artistas, músicos, cineastas y diseñadores que ha recaudado desde su fundación en 2009 más de 2.000 millones de dólares. Kickstarter es una inmensa comunidad global de más de 9 millones de personas que apuestan por el talento y la creatividad y que aportan su dinero para la financiación de proyectos artísticos y culturales. Incluso alguno de sus proyectos ya ha ganado un Oscar de Hollywood.

Y por último, Bernie Sanders no es un político al uso. A sus 74 años ha decidido postularse como candidato a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Demócrata. A diferencia de otros candidatos, que para anunciar sus ambiciones presidenciales celebran grandes actos públicos, Sanders dio a conocer su candidatura subido a un podio del jardín que rodea al Capitolio de Washington. En el país que encarna el capitalismo por excelencia, Bernie Sanders se declara “socialista”, es un enemigo confeso de las grandes corporaciones y defiende las políticas sociales, la subida del salario mínimo y la lucha contra el cambio climático. A Bernie Sanders muchos le conocen como “el candidato de los hipsters” y la mayoría de sus seguidores son menores de 30 años. Hasta el momento ha recaudado más de 20 millones de dólares para su campaña electoral, en su mayoría, provenientes de contribuciones realizadas por internet que no superan los 28 dólares. Anna Hazare, Kickstarter y Bernie Sanders son tres ejemplos de una nueva forma de ejercer el poder que está desbancando a la vieja política. ¿Pero cuáles son los rasgos principales de este nuevo modelo?

 

1. Más influencia, menos experiencia

Por encima de la experiencia, el nuevo poder busca personas conectadas. Una persona hiperconectada es una persona influyente. Los políticos jóvenes cometen errores derivados de la inexperiencia, pero a cambio sus opiniones pueden movilizar en segundos a cientos de miles de personas. Para muchos jóvenes el conocimiento de los políticos más experimentados se considera caduco e inútil en la sociedad digital.

 

2.  Imaginación al poder

El nuevo poder busca la sorpresa y rompe las reglas continuamente. Las campañas políticas se basan en nuevos formatos, más participativos, más corales. Los nuevos partidos cuentan con el apoyo de artistas, diseñadores o músicos que participan gratuitamente creando carteles, canciones o vídeos. Algunos analistas ya califican a este movimiento como “artivismo”.

 

3. El mundo entero es un medio de comunicación

Las campañas de los nuevos partidos utilizan la TV, los móviles, la calle o las redes sociales para lanzar sus mensajes. Para los políticos del nuevo poder cualquier medio es válido para trasladar sus mensajes a la opinión pública. En campaña electoral, muchos políticos se graban vídeos y los suben casi a diario a sus plataformas sociales.

 

4. Las redes sociales son el campo de juego

Las batallas electorales hoy se libran en las redes sociales. En el nuevo poder los votos se ganan a golpe de tweet. Además herramientas como Tumblr o Reddit se están convirtiendo en Estados Unidos en esenciales para los partidos políticos. Bernie Sanders cuenta con casi 3 millones de fans en Facebook; aquí en España, Pablo Iglesias tiene más de un millón y medio de followers en twitter.

 

5. No hay nada centralizado

Las estructuras jerarquizadas y verticales se están mostrando ineficaces en el mundo actual, globalizado e hiperconectado. Los partidos políticos más recientes se organizan en redes donde conviven varias corrientes y varios liderazgos. La transversalidad, la transparencia y la participación son los tres pilares fundamentales de la nueva política.

 

6. El dinero no lo es todo

Los nuevos partidos políticos se financian con fórmulas como los microcréditos o el crowdfunding. Muchos sobreviven sin el sostenimiento de bancos o grandes corporaciones, lo que les otorga una independencia que resulta incómoda para el establishment.

 

7. Juventud, divino tesoro

Algunos líderes políticos de la nueva hornada son insultantemente jóvenes, incluso algunos no llegan ni a los treinta años. Y las excepciones como Bernie Sanders en USA o Manuela Carmena en España tienen detrás a un ejército de jóvenes.

 

liderazgo-politica

 

Artículo escrito por Jesús Vázquez • Publicitario contracorriente, fundador de Materiagris, agencia especializada en ONGs, fundaciones, emprendedores y empresas con vocación social • www.materiagris.es

Publicado en el nº 9 de la revista Ideas Imprescindibles

cambio-social-psicologia-procesos-2

El conflicto, clave del cambio social

cambio-social-psicologia-procesos

Cualquiera que haya participado en una asociación, comunidad de vecinos, o iniciativa grupal de algún tipo, con el deseo de aportar su tiempo, ilusión y esfuerzo de forma no remunerada por el bien común, se habrá topado con los clásicos momentos de tensiones entre las personas: luchas de poder, malentendidos, piques, rencores ocultos, egos disparados… ¡Ay! En una palabra: CONFLICTOS, que nos llevan a su vez a frustrarnos, desmotivarnos, pasarlo mal, incluso perder amistades…y a menudo suponen una muerte agonizante y dolorosa de lo que en principio era una idea genial que quería desarrollar un grupo de gente estupenda con ganas y corazón. Hoy en día está surgiendo una nueva conciencia: hay cada vez más gente dispuesta a ser el cambio que queremos ver en el mundo, a actuar en lugar de sólo quejarnos… y por lo tanto, hace falta gente comprometida y visionaria que vaya más allá de lo evidente y se arriesgue a explorar el misterioso potencial que hay detrás de las situaciones conflictivas, descubriendo nuevos caminos que ayuden a crear relaciones funcionales y enriquecedoras, así como organizaciones y comunidades sanas y perdurables.

¿Cómo manejar las constantes tensiones sociales, las luchas y abusos de poder, el desaliento y el vacío existencial cada vez más frecuentes? ¿Cómo enfrentarnos a los conflictos como un mundo de posibilidades que a diario nos presenta la vida? Desde la Escuela de Atención proponemos usar una psicología de intervención en conflictos, pues todo lo que pasa de manera impredecible, no intencional, que molesta, dificulta o arruina nuestros mejores planes, tiene el potencial de transformarse en algo valioso y significativo. En lugar de ignorar o tratar de deshacernos de las cosas que no nos gustan, podemos enriquecernos con todo aquello que normalmente consideramos negativo.

Este enfoque, llamado Psicología Orientada a Procesos, supone un puente entre la ciencia y las humanidades: establece nuevas conexiones con los descubrimientos de la mecánica cuántica y la teoría del caos. Integra y utiliza conceptos postmodernos de la sociología, la psicología, la ciencia política y la antropología. Rescata y realza muchos conceptos de la sabiduría de las culturas indígenas sobre la importancia y comprensión de la vida comunitaria y de la conexión con la naturaleza. Demuestra cómo la diversidad, la teoría de sistemas complejos, y el estudio de la conciencia están intrínsecamente relacionados y forman un nuevo paradigma. Esta propuesta valora tanto los aspectos cuantificables como los aspectos no cuantificables de la realidad, lo cual permite tener un panorama más completo y comprensible de un individuo, grupo u organización.

La Psicología Orientada a Procesos propone una verdadera “democracia profunda” que valora y considera necesaria la diversidad de estilos, tendencias, experiencias y estados de conciencia que se viven tanto en el interior de la persona como dentro de un grupo. Incluso aquellos considerados como inadecuados, conflictivos o políticamente incorrectos, ya que al explorarlos proporcionan información valiosa que puede suponer una contribución vital al bienestar y la efectividad del individuo u organización como un todo. La Psicología Orientada a Procesos trabaja desde la creencia de que la solución a los
problemas se encuentra dentro de las dificultades mismas, y brinda un marco de referencia práctico a través del cual individuos, grupos y organizaciones pueden conectarse con respuestas más creativas y más efectivas. En la base de su filosofía están el “darse cuenta” y la toma de conciencia.

 

Artículo escrito por Juan Ramírez de Francia, Fundador de Escuela de Atención
Publicado en el nº 8 de la revista Ideas Imprescindibles