Objetivos de Desarrollo Sostenible: por qué son tan importantes para todos

Objetivos de Desarrollo Sostenible: por qué son tan importantes para todos

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son 17 retos cuyo fin es erradicar la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todos las personas del mundo sin distinción gocen de paz y prosperidad. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) constituyen una iniciativa de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que está canalizada a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y se suscribieron en enero de 2016, estableciendo las políticas y la financiación necesarias para la consecución de esos objetivos a lo largo de los 15 años siguientes y actuando en unos 170 países y territorios de todo el planeta. Leer más

economía circular sostenibilidad

Qué es la economía circular

La economía circular podría reducir las emisiones de carbono en un 70% para 2030, según un estudio de The Club of Roma. “Si el consumo continúa aumentando como en los últimos años, en 2050 la población del planeta necesitaría tres veces más cantidad de materiales y un 70% más de alimentos”, indican desde eldiario.es. Los datos hablan por sí solos: los recursos se agotan a un ritmo vertiginoso y la solución pasaría por un cambio de paradigma. La economía circular surge como una respuesta a los enormes desafíos ambientales, sociales y económicos y podría cambiar esa dinámica de despilfarro y consumismo. Leer más

Revista-10-Ideas-Imprescindibles-taza-cafe-2

¿Qué esconde tu taza de café?

Revista-10-Ideas-Imprescindibles-taza-cafe

El café del desayuno, el de la comida y la merienda, el café que te mantiene despierto en las noches de estudio o de trabajo, el café que nunca te falla para superar las noches de insomnio y el café que bebes simplemente para disfrutar de su delicioso sabor y aroma. Todas y cada una de esas tazas han llegado a tus manos gracias al trabajo de millones de caficultores que trabajan para ello, de hecho se trata de la materia prima de exportación más importante del mundo tras el petróleo. Le damos menos importanci de la que tiene y es por esto mismo que no valoramos el trabajo de los caficultores como deberíamos. En la sociedad de consumo en la que vivimos, todo lo queremos “aquí y ahora”, barato y asequible. No importa el cómo, ni las condiciones, poca personas se paran a pensar: ¿Qué esconde mi taza de café?

La mayoría de tazas de café que consumimos esconden unas precarias condiciones laborales, explotación infantil, hambre, pobreza y machismo. Hoy en día nuestra decisión de compra es más valiosa que nuestro voto político, ¿queremos un verdadero cambio? Actuemos en consecuencia a nuestros pensamientos y empecemos a cambiar por nosotros mismos, como nuestra forma de consumir. Por muy utópico que suene no queda nada lejos de la realidad, pues el Comercio Justo lucha en contra de la explotación de personas.

Pero… ¿qué es esto del Comercio Justo? Se trata de una alternativa al consumo al habitual, es un comercio solidario y responsable tanto con las personas como con el medio ambiente. Asegura a los pequeños productores y trabajadores de países en vías de desarrollo un salario justo y unas dignas condiciones de trabajo. A esto realmente aspiramos mismamente nosotros, a nadie le gusta que le paguen una miseria. Es difícil creer que muchos productores de países del Sur llegan a perder dinero con sus cosechas, les sale “más rentable” no cosechar.  El Comercio Justo resulta ser una gran solución a esta barbarie pues les protege de las fluctuaciones del mercado, ofreciéndoles un precio mínimo por sus cosechas, para que nunca pierdan dinero; sino que ganen. Para que un producto sea de Comercio Justo no solo debe cumplir que se aseguren salarios y condiciones dignas de trabajo, sino que no exista explotación infantil, asegurar la igualdad entre hombres y mujeres, respetar el medio ambiente, promover relaciones comerciales estables y duraderas, prefinanciación para los productores y productos de calidad. Además de un salario digno se les da a los productores un dinero extra que ellos mismos gestionan de forma organizativa y democrática y lo dedican exclusivamente para la comunidad como puede ser la construcción de colegios, hospitales, pozos…

Tristemente los caficultores no se enfrentan sólo a las amenazas del mercado convencional, sino que además son los que más están sufriendo los efectos del cambio climático, a pesar de ser nosotros quienes los estemos provocando.

El problema que tienen los pequeños productores de Latinoamérica es el hongo de la roya, pues enferma a los cafetos, esto se debe a los efectos del cambio climático como son: el aumento de las precipitaciones, de la humedad y de las altas temperaturas. Este hongo ataca a las hojas de los cafetos causando la caída de las mismas y dejan a la planta improductiva. La mayoría de cafetos mueren, los que sobreviven están gravemente afectados por lo que la productividad y la calidad han caído drásticamente. La solución, que es más sencilla de lo que creemos, es cambiar nuestra forma de consumir, pues con ella decidimos cómo queremos que sea el mundo en el que vivimos. Cada decisión que tomamos en nuestras vidas tiene sus consecuencias, incluso si se trata del café que tomas todas las mañanas. El Comercio Justo es pagar a los productores lo justo, lo que se merecen por lo que se puede considerar una de las mejores formas de erradicar la pobreza y las diferencias entre los países del norte y del sur. Si queremos que el mundo cambie, tenemos que empezar por nosotros y qué mejor manera que consumiendo productos que hacen un bien a quien los produce, al planeta y a nosotros mismos.

Artículo escrito por Laura Perona Sánchez • Responsable de Comunicación en Fairtrade Ibérica •
Diseñadora Gráfica Freelance • www.laurapsdesign.com

Publicado en el nº 10 de la revista Ideas Imprescindibles

turismo-sostenible-patagonia-chilena

La Patagonia chilena

turismo-sostenible-patagonia-chilena

Lagos esmeraldas, profundos fiordos, aguas prístinas, ríos torrenciales, bosques lluviosos impenetrables, innumerables islas deshabitadas, volcanes activos, inmensos glaciares y, como telón de fondo…los picos nevados de los Andes. Esa imagen tan bella es la que guarda mi memoria cuando escucho hablar de la Patagonia chilena. Leer más

energias-renovables-cambio-climatico

Energías renovables: la solución al cambio climático

energias-renovables-cambio-climatico

Disponer de energía limpia y prácticamente infinita es una posibilidad cada día más real en los tiempos que vienen, seguimos dependiendo, en gran medida, de los combustibles fósiles para cubrir nuestras necesidades energéticas, pero cada vez está más cercano el momento en el que aprendamos a aprovechar la enorme cantidad de energía que el sol nos ofrece cada día, la mejora de los paneles solares, capaces de aprovechar de una forma más eficiente la energía solar, unido al gran desarrollo de los sistemas de almacenamiento, que nos permiten almacenar esa energía, nos hacen mirar hacia nuestro futuro energético con renovado optimismo.

Aprovechar la infinita energía que el sol pone a nuestra disposición cada día (se estima que el sol tiene energía suficiente para seguir funcionando entre 5000 y 7500 millones de años) puede cambiar drásticamente el dibujo de nuestro mundo, sin duda, reduciríamos en gran medida la emisiones de CO2 (Las emisiones de CO2 han aumentado desde 1990 a 2010 en más de un 46%), la deforestación y la contaminación en general, el coche eléctrico será el único que veamos circulando por nuestras pobladas carreteras, plantas desalinizadoras asegurarían agua potable a todas aquellos emplazamientos cercanos al mar, disponer de electricidad puede cambiar la forma de vida de millones de personas, a día de hoy 1300 millones de personas en todo el mundo viven sin electricidad, el acceso a la electricidad puede ser el primer paso para que millones de personas puedan subirse a la evolución tecnológica sin parangón que estamos viviendo en el siglo XXI.

La revolución energética no solo se sustenta sobre el aprovechamiento de la energía solar, la utilización de la fuerza del viento o las mareas aseguran que las fuentes de generación de energía sean múltiples y se encuentren disponibles en todos los momentos, no hay más que revisar la plataforma de crowdsourcing Kickstarter para observar la multitud de proyectos basados en turbinas eólicas de alto rendimiento que han superado con creces sus objetivos de financiación.

Un día tras otro observamos avances impresionantes que se cuelan en nuestro día a día como si tal cosa, sin ir más lejos la semana pasada hemos sido capaces de medir la alteración que las ondas gravitacionales generan en el espacio tiempo, confirmando una vez más las predicciones de Einstein. El ritmo de los avances tecnológicos se comienza a acercar a un punto de eclosión donde los avances se desencadenan de forma exponencial y donde cada avance acerca de manera inexorable al siguiente descubrimiento, no podemos predecir si el material del futuro será el grafeno, el diamante o el Iridio, pero de lo que si estamos seguros es de que necesitaremos grandes cantidades de energía y esta deberá ser energía limpia, barata y universal.

La energía debe ser limpia de modo que el planeta se pueda permitir el lujo de seguir acogiéndonos durante muchas generaciones, al menos hasta que seamos capaces de encontrar otro hogar en el que no cometamos los mismos errores. El calentamiento global, la deforestación y la contaminación de los recursos naturales están directamente relacionados con nuestra avidez energética. Del mismo modo, necesitamos una fuente de energía barata, de tal forma, que todas las personas puedan acceder a ella, no debe tratarse de un producto de lujo que se vea interferido por oligarquías políticas ni lobbys mundiales, cualquiera en el patio de su casa debe ser capaz de generar la energía de la que estamos hablando, de modo, que tal y como comentábamos dicha energía sea universal y esté disponible para todos y en prácticamente cualquier momento.

Una vez que lleguemos a este punto de inflexión, el resto de avances tecnológicos se sucederán de forma exponencial, tendremos acceso a energía, limpia, barata y universal de forma que resultará posible colaborar alimentando la colmena global, aportando nuestro granito de arena, en el avance de la humanidad hacia un mundo más justo e igualitario del que nos podamos sentir orgullosos.

Artículo escrito por Marcos Rojo • Responsable de Innovación y Tecnología de Mediapost Group

Publicado en el nº 9 de la revista Ideas Imprescindibles