mas-ser

Más ser y menos tener

En el juego llamado vida, hay cosas que son importantes y cosas que no lo son, y es esencial saber cómo distinguirlas. Si no somos capaces de hacerlo, nos ocasiona toda clase de agonías y desilusiones. Gastar energía en adquirir lo que no necesitamos impide que la generemos para todo aquello que necesitamos para conseguir más satisfacción y felicidad. Leer más

conferencia-albert-bosch

“Menos cronómetro y más brújula”, encuentro con Albert Bosch en CaixaForum Barcelona

El pasado jueves, 18 de mayo, Mediapost Group celebró, dentro del ciclo de conferencias de Ideas Imprescindibles, el encuentro “Menos cronómetro y más brújula” con Albert Bosch en CaixaForum Barcelona. Unas 300 personas disfrutaron con el mensaje y la energía de Albert. Fue una reunión muy inspiradora que nos aportó nuevos bríos para disfrutar aún más de esta aventura llamada “vida”. Leer más

comercio-justo-sociedad

Conocemos el precio de todo y no damos valor a nada

La célebre cita con la que damos título a este artículo pertenece al escritor Oscar Wilde describe a la perfección a la sociedad en la que nos encontramos. La sociedad actual, las personas que la componemos hemos dejado que el precio de las cosas dirija nuestro criterio a la hora de comprar. Los precios bajos, el ansia por tener cada vez más cosas, este desenfrenado consumismo en el que vivimos nos empujan a creer que seremos únicamente felices si adquirimos cada vez más cosas, sin importar el valor real de las cosas que compramos, ni su calidad, ni si realmente lo necesitamos, ni en qué condiciones fueron hechas. Leer más

yoga-beneficios

Yoga: armonía entre cuerpo, respiración y mente

En los últimos años el yoga se ha puesto de moda en el mundo occidental. El motivo por el que practicamos yoga es variado: relajarnos, estirar los músculos, aliviar dolores de espalda, otros lo probaron por curiosidad y simplemente se sienten mejor; pero ¿sabemos realmente que es Yoga? Leer más

discapacidad-empresa

Discapacidad no es incapacidad

La Ley General de Discapacidad obliga a las empresas públicas y privadas con más de 50 trabajadores a contar en sus plantillas con al menos un 2% de trabajadores con discapacidad. En este contexto es esencial la función de los Centros Especiales de Empleo, que ofrecen a las empresas una solución que, además de ayudarles a cumplir la legislación vigente, les permita integrar a un colectivo que se caracteriza por su esfuerzo, su afán de superación y su capacidad de sacrificio. Leer más

empresa-pymes

¿Qué es una gran empresa?

Por mi ascendencia gallega diré, depende. Y diré, depende, porque en función de a quién preguntes te responderá una cosa u otra. Por ejemplo, un “negacionista” dirá que gran empresa es aquella que no es una PYME, y se quedará tan pancho. Un “calculín”, dará muchas vueltas en torno a la consideración a efectos de IVA o a efectos de Impuesto de Sociedades o en función del número de trabajadores y te aburrirás antes de que termine. Un “soñador” dirá que es a lo que aspira y te hablará de sus ideas, en otras palabras, saldrá por peteneras. Un pelota, lo que diga el jefe; un parado, el SEPE; un megalómano, la de más metros cuadrados… Y así, por tanto, volverás a casa sin haber obtenido respuesta, y muchos “depende”. Leer más

enfermedades-raras-sanfilippo

Los superhéroes existen y están entre nosotros

Los superhéroes existen. Y están entre nosotros. Quizás no lleven capas, ni mallas, pero existen. Para mi esos superhéroes son los padres de niños con una enfermedad rara, ultrarara, como es el Síndrome de Sanfilippo. Leer más

educacion-Sugatra-Mitra

Sugatra Mitra y el experimento del agujero en la pared

 

Sugatra Mitra es un profesor nacido en Calcuta (India) que actualmente reside en Inglaterra, donde imparte clases de Tecnología aplicada a la Educación en la School of Education, Communication and Language Sciences de la Universidad de NewCastle.

En 1999 llevó a cabo un experimento que tuvo una gran repercusión dentro de la comunidad educativa mundial. El experimento, conocido como “The Hole in the Wall” (El agujero en la pared), consistía en analizar el efecto que tendría sobre la educación de los niños el manejo de un ordenador conectado a Internet situado en plena calle. Sugatra Mitra pidió que hicieran un agujero en un muro de una calle del barrio pobre de Kalkaji, en Calcuta, próximo a la escuela infantil donde impartía clases. En el agujero colocó un ordenador y todos los niños que pasaban por allí podían utilizarlo libremente.

Partiendo de la hipótesis de que los niños no necesitarían disponer de ningún conocimiento previo para utilizar un ordenador, Sugatra Mitra estaba convencido de que los niños del barrio de Kalkaji, que no asistían a ninguna escuela y solían pasar el día jugando descalzos en la calle, podrían aprender numerosas materias simplemente utilizando un ordenador conectado a Internet.

Tras meses de investigación, los resultados del experimento fueron espectaculares: los niños, pese a que algunos jamás habían asistido a una escuela, demostraron una capacidad asombrosa para utilizar los ordenadores y aprendieron numerosas materias. Incluso los niños que ni hablaban ni leían inglés fueron capaces de navegar por webs en inglés y acceder a películas, vídeos y contenidos de todo tipo.

Sugatra Mitra repitió el experimento en otras zonas de la India rural, incluso en otros países como Camboya. A lo largo de los siguientes años otros  investigadores también lo desarrollaron en zonas pobres de numerosos países repartidos por todo el mundo y siempre con idénticos resultados.

Los agujeros en la pared del profesor Sugatra Mitra son un claro ejemplo de las infinitas posibilidades que ofrece un ordenador o un móvil conectado a Internet en el campo de la educación.

revistas-ideas-imprescindibles

La revista Ideas Imprescindibles será trimestral

revistas-ideas-imprescindibles

A partir del mes de marzo la revista Ideas Imprescindibles se publicará cada tres meses, en vez de cada cuatro meses, como sucedía hasta ahora. El objetivo es acercar a los lectores los contenidos que publican nuestros colaboradores con una frecuencia mayor.

El próximo número será la edición número 9 y contendrá artículos de nuevos colaboradores. Los responsables de la revista también han configurado una nueva estructura de contenidos en torno a los siguientes temas: Economía, Vida Saludable, Educación, Medios, Ciencia, Conciencia, Medio Ambiente, Solidaridad, Tecnología, Empresa y Cultura.

patera-02

Patera…

patera-01

Tiritaba de frío y no podía parar. El señor de la cruz roja en el pecho, le hablaba en un lenguaje extraño, pero amable, trataba de darle calor, rodeándole con una manta y abrazándole. Los ocho años de Maisha, eran un homenaje a su nombre, en suahili significa “vida”.

Un día, hacía dos años más o menos, su madre le dijo…“hoy nos vamos, nos vamos a un nuevo mundo. Donde cada día será una fiesta”, le decía, “tendremos agua y leche y vestidos de colores y no tendremos nunca más miedo  de los “hombres hiena”, que era como llamaba su madre a los guerreros que de tanto en tanto venían a su aldea a robar alimentos y maltratar a sus vecinos.

Desde aquel día Maisha, soñó con aquel mundo del que su madre le hablaba. Soñaba con levantarse e ir al colegio para aprender los secretos de la sanación. Había visto morir a su padre, por una infección producida por la herida de un machete, de los hombres hiena, a sus  dos hermanos porque no tenían apenas que comer, ni medicamentos para las enfermedades producidas al beber aquella agua de color marrón. Por eso ella quería ser médico.

El viaje fue interminable, días y días de caminatas por paramos solitarios y desiertos, con el hambre y el miedo como compañeros y su madre, sobre todo su madre que le apretaba la mano fuerte y le decía… “somos Dogon, hija, herederas de un pueblo valiente… llegaremos”.

Lo habían soportado todo, todo. Incluso las violaciones de los mercaderes de personas a su madre, para poder “pagar” el viaje al mundo nuevo. Cuando su madre, volvía con ella, después de cada una de las violaciones, Maisha la abrazaba y le decía: “Mamá yo te curaré, el cuerpo y el alma” y la llenaba a besos. El día que vio el mar, Maisha se asustó. “Era el último obstáculo”, le dijo su madre. Aquella gran masa de agua de color azul del cielo, la impresionó. La embarcación era más bien pequeña. El hombre que parecía mandar, gritaba mucho y les decía. “Vamos rápido, rápido hay que salir ya…” Su madre la cogió en brazos para que no se mojara y se acomodaron en un extremo de la barca. Cuando estuvieron todos apiñados en la barca, los hombres de los cuchillos, encendieron el motor  y les empujaron mar adentro.

Al principio nadie se movía, nadie había navegado nunca. Tres horas después, un hombre quiso moverse y sin querer empujó a otro que se desestabilizó y cayó al mar. Fueron momentos de confusión, unos gritaban para ayudarlo, otros se lo impedían. El hombre no sabía nadar, desapareció en el agua unos minutos después. Su madre le tapó los ojos. El mundo nuevo parecía lejos.

Los calambres y el dolor de las malas posturas hacían mella en casi todas las personas, apenas tenían agua y ya llevaban más de doce horas en aquel pequeño barco. Las personas se chillaban entre si, quejándose todos de todos. Maisha y su madre permanecían quietas acurrucadas juntas en aquel rinconcito de la barca. El mar, como enfadado por los chillidos, empezó a agitarse. La barca era un juguete en manos de un monstruo de color azul.

El movimiento fue brusco e inesperado. Maisha salió despedida lejos de los brazos de su madre. El frio del agua la paralizó. Tragó aquella agua salada, no podía respirar, no podía gritar, solo frio, mucho frio y oscuridad…Se hundía en el mar oscuro y en un acto reflejo izó sus brazos, una mano agarró su muñeca y estiró de ella hacia la luz…

En la lancha neumática, el hombre de la cruz roja le abrazaba… No volvió a ver a su madre, ni a ninguno de los que le acompañaban en el barco..

Sus ojos negros solo querían decir…”Je m´apelle Maisha y quiero ser médico”.

 

Paco Sosa • Responsable de Relaciones Institucionales de Mediapost Group