Carta a Pablo

Carta a Pablo

carta de un padre a un hijo

 

Querido hijo,

Al empezar estas líneas me asalta la emoción y la alegría, como no tengo ninguna duda de que los sueños se hacen realidad, quiero que sepas que tú eres un sueño hecho realidad. Para mí, y quiero compartir contigo lo que yo sueño despierto para ti. Ahí voy mi amor; no te olvides nunca de soñar, pero no seas un esclavo de tus sueños, piensa y no seas preso de tus pensamientos, recuerda que el triunfo y la derrota forman caras de la misma moneda. Cuando hagas daño a alguien y seas consciente de ello, pide perdón.

Si en algún momento de tu vida todo lo que has conseguido lo pierdes, vuelve a empezar sin mencionar siquiera nada de lo que has perdido.

Querido Pablo, ojalá puedas mantener en  tu camino por la vida, la mente equilibrada y la cabeza en armonía. Cuando todo se ponga difícil, que por encima de todos tengas confianza en ti, que no des la razón a nadie cuando tu sientas que no la tiene, pero que al decir tu verdad, tengas muy presente no hacer daño a nadie. Que nunca digas una mentira a nadie bajo ningún concepto, nunca entregues tu poder, ni a tus amigos ni a tus enemigos, y de ese modo ninguno de ellos podrá hacerte daño, se humilde en la vida con todo el mundo y en todas las circunstancias. No desaproveches ni un solo segundo de cada minuto de tu vida. Sé lo bastante fuerte para saber cuándo eres débil, nunca en ningún caso los momentos serán eternos, ni los buenos ni los malos.

 

Podéis leer el artículo completo en nuestra revista digital gratuita, haciendo clic aquí.

Por José Luis Capita (Empresario, patrono de Fundación Ananta y profesor de yoga en Sivananada).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *