Miguel se acostó con un fuerte dolor en la rodilla

Anoche Miguel se acostó con un fuerte dolor en la rodilla, que además estaba inflamada. Algo había mejorado esta mañana al levantarnos pero temíamos que empeorase y que tuviéramos complicaciones más serias. Al decirnos que la larga etapa dispuesta para hoy (teniendo en cuenta la necesidad de llegar el día uno de abril a Florencia) era muy montañosa y dura, hemos decidido hacerla en autobús.
Antes de salir hemos hecho más fotografias del centro de Bolonia. Mañana veremos como está Miguel, de momento está algo mejor.
Continuación:
La decisión ha sido buena. La etapa era realmente dura, con subidas largas muy fuertes, como hemos podido comprobar desde el autobús, y la carretera, sin ningún arcén, muy peligrosa pues era de constantes curvas, muy cerradas y sin visibilidad. Mañana veremos lo que hacemos pues es muy parecida. Mandamos algunas fotos para recuperar el ánimo, que anda un poco bajo por la situación.

23a-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 23b-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 23c-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 23d-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles

Caminamos 20 kilómetros para llegar a Bologna

La noche ha sido muy mala para mi. No he dormido prácticamente nada, he pasado mucho frío y me he levantado con la garganta mal y tosiendo. Realmente dormir en el suelo y sin ninguna calefacción no es lo mio (Miguel). Afortunadamente, cuando llevo unos 8 kilómetros los síntomas desaparecen y vuelvo a estar en perfectas condiciones. Tras la larga etapa de ayer vamos a hacer una corta (de 14 kilómetros que luego se convertirán en unos 20) para llegar a Bologna. A las 8 ya estamos caminando, en un día espléndido pero fresco, que a partir de las 12 se convertirá en muy caluroso. Las dos primeras horas no dejamos de ver instalaciones fabriles y comerciales, a izquierda y derecha, verdaderamente grandes, mientras andamos por un cómodo andadero para quienes corren, andan o montan en bicicleta. Llegando a Lavino M. di Ponte desaparece el andadero y las fábricas y luego vemos una iglesia (del Spirito Sancto). A unos 10.000 metros de Bologna pasamos junto al hotel Bologna Airport (el aeropuerto está a nuestra izquierda) adornado con varias banderas entre las que destaca la española junto a la francesa y la inglesa (cosa rara porque aquí pasan bastante de nosotros) colocadas sobre la entrada principal. Bolonia debe ser muy grande pues nos cansamos de andar después de haber entrado en ella. Al ver un hotel, el Ellite Suite, (cuatro estrellas) pedimos un lugar para pasar la noche y nos dicen que vayamos a dormir a un parque. Ya cerca del centro pasamos junto a la iglesia de Nuestra Sra. de la Grazzia y decidimos entrar para hablar con el párroco. Se trata de don Mario y nos da 8 € para que compremos unos “panini” y la dirección de La Casa de don Orione, donde según dice debemos hablar con el diácono Candia que nos dará un “posto” donde pasar la noche y probablemente también de comer. Agradecidos llegamos hasta allí, pero un hombre gigantesco (vestido de cocinero) nos dice que la oficina no la abren hasta las tres y que allí no come nadie sin pagar. Salimos y al pasar por el restaurante Fraise solicitamos que nos den algo y nos obsequian cuatro “panini” de queso fresco y jamón de york que nos comemos en un bar de chinos, sentados a una mesa, junto con una cerveza, dos “cafés maggiatos” y dos “brioches”, todo ello por 7€.
A las tres volveremos a don Orione. Suspense.

En la Casa de don Orione nos recibe Giovani, que al momento nos adjudica una magnífica “camera” con todos los servicios y nos da detergente para que podamos lavar la mucha ropa sucia que hemos acumulado. Además nos dice que a las 7,30 bajemos a cenar al comedor. Tras lavar y colgar la ropa en un tendedero del patio nos vamos al centro de la ciudad para ver los dos “duomos” y otras cosas interesantes. Al regreso entramos en el comedor y el cocinero gigantesco que nos largó por la mañana (sin duda arrepentido de su contestación) nos prepara una cena especial en la que comemos de todo y muy bien preparado. Nos hacemos grandes amigos como se podrá ver en las filmaciones que hace Kiko para el documental del viaje.

Buenas noches.

21b-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 29a-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 29c-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 29d-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles

Hoy enfrentamos una etapa larga (entre 27 y 30 kilómetros)

El Sacristán de la catedral de Modena era de origen indio, se llamaba Lasanta y fue quien verdaderamente hizo que pasáramos la noche en el ostello. Hoy enfrentamos otra etapa larga de entre 27 y 30 kilómetros. En nuestro intento de llegar a tiempo a Florencia. Salimos muy temprano, llueve y el día será totalmente aburrido, sin ver nada importante que ralentice nuestro caminar. Tan solo algunos polígononos industriales cerca de Castelfranco Emilia y de Anzola dell’Emilia pueblo donde hoy descansamos. Al entrar en él, don Stefano, párroco de la iglesia de San Pedro y San Pablo, nos aloja en una habitación muy grande de las que tiene para inmigrantes y gente necesitada, ofreciéndole a Miguel un colchón inflable de esos para la playa para que no duerma directamente en el suelo. Además nos dice que a las siete bajemos al comedor para cenar.

21a-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 21b-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 21c-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles

 

Llegando a Módena

Resumen 23 marzo:
Salimos del albergue para llegar a Fiorenzuela, una etapa corta pues estamos cansados por las caminatas de los últimos días. La mañana es algo fría y el cielo esta nublado. Al poco cruzamos el puente que salva el torrente del Nure y en Pontenure paramos la marcha para fotografiar la iglesia y un monumento junto a ella. En Cadeo volvemos a parar para ver la iglesia y el Ayuntamiento y algo más adelante, en Roveleto, entramos en el santuario de la beata Virgene del Carmelo, gracias a la suore africana Irene que lo abre para que lo veamos. Tras mantener una emocionante conversación con ella, tras negarnos algo de comida en varios establecimientos, Fabio, el dueño del restaurante Dai Foresti, nos da dos paninis y sendos trozos de tarta con lo que solucionamos el “pranzo” de hoy. Luego acometemos los últimos kilómetros de la jornada y viendo más fabricas en funcionamiento y también abandonadas, llegamos a Fiorenzuela. Allí nos acogen en el albergue de la vía Francigena y su responsable, Giuliana, nos da un paquete de comida para la cena que también valdrá para el desayuno.

Resumen 24 marzo:
Hoy etapa corta, de unos 14 kilómetros hasta llegar Fidenza. Día otra vez primaveral, incluso caluroso para andar, y paisaje muy similar al de los anteriores salvo porque la extensión de los campos cultivados de cereal o alfalfa son ahora mucho más grandes. Seguimos como siempre la Vía Emilia coincidente unas veces con la S9 y otras con la S10, aunque a veces tomamos caminos o senderos apartados de la carretera. La carretera apenas tiene arcén y como el tráfico es muy intenso resulta a veces peligrosa, debiendo caminar atentos y con cuidado. Dejamos atrás Aleno y unos kilómetro más adelante hacemos un largo descanso que incluye estiramientos, oxigenación de los pies y refrescamiento de los mismos andando descalzos sobre la verde y húmeda hierba. Unos 3 kilómetros antes de Fidenza entramos en el restaurante L Sosta para pedir algo de comer y Sabrina nos dice que nos sentemos junto a una mesa, nos da la carta y comemos tres platos regados con vino del país. Tras la comida filmamos el local y le prometemos que mandaremos a Madrid una reseña para que salga en la pag. web. En Fidenza nadie nos da cobijo y nos instalamos en el albergo S. Donnino por 45€.

Resumen 25 marzo:
Ayer cenamos solo un poco de fruta y unos rábanos, lo mejor para descansar de tanta harina en una u otra forma. Hoy hemos salido con idea de hacer una etapa corta hasta Parma y estar descansados los próximos días para intentar algunas largas que nos lleven hasta Florencia antes del dos de abril y que Kiko se quede allí mientras yo tomo un avión a Madrid y asisto a la boda de una queridisima  sobrina (como se ve está hablando Miguel). Día nublado y con parecido y monótono paisaje, llano, sin subidas o bajadas. Cruzamos un largo puente sobre un río y, tras una entrada que se hace larga y tediosa llegamos a Parma. En Cáritas nos dan albergue en el seminario y también dos vales para que podamos entrar en el “comedor del padre Lino”. Allí, con más de cien extracomunitarios y otros necesitados comemos muy bien y luego vamos a ver las iglesias de Parma, los mejores monumentos de la ciudad. A las siete estamos de vuelta en el seminario y, después de ésta pequeña crónica, nos acostamos sin cenar.

Resumen 26 marzo:
Como queremos hacer una etapa larga (Parma-Reggio Emilia), de unos 28 kilómetros, salimos muy temprano. El cielo está despejado y la temperatura es de 6 grados. El paisaje es similar pero las cascinas, casi todas viejas, tienen terrenos más pequeños que los últimos días. Los cultivos siguen siendo de cereales y alfalfa y la carretera junto a la que transitamos la SS9. Pasamos por Sant’Ilario d’Enza, Calerno, Gaida y Cadé, y en Cella, cuando se lo pedimos, Vincenzo, dueño del restaurante Cupido, nos sirve una tremenda comida de cuatro platos. Al levantarnos de la mesa y agradecerle su generosidad, nos señala un cuadro de Jesús diciendo que todo nos lo ha dado Él. en Reggio Emilia entramos en la iglesia de San Miguel Arcángel, que tiene su escultura en el centro fe la fachada y las de Gabriel y Rafael a ambos lados. Pedimos un lugar para domir y don Gianni le dice a Ezio que nos lleve al albergo y trattoria Haiti, de un feligres de su parroquia de nombre Angelo Giancipoli, donde nos atiende Ricardo y nos aloja en la habitación número 7.

Resumen 27 marzo:
Anoche participamos en una celebración de la Pascua, con procesión incluida, que dirigió don Gianni, el párroco que nos proporcionó el hotel.
Salimos muy temprano hacia Modena, nuestro fin de etapa de hoy. Día nublado hasta las diez de la mañana, luego luce el sol. El recorrido igual a los últimos, cascinas y cultivos en un terreno siempre llano. Al dejar Rubiera vemos unos silos de cemento muy grandes, posiblemente de una industria alimentaria. Luego pasamos un largo puente sobre el río Secchia y advertimos que los árboles cada vez están más reverdecidos y con más brotes. Dejamos a un lado Marzaglia y en Cittanova nos “instalamos” bajo la pérgola de una parada de autobús y damos descanso a los pies descalzandonos para oxigenarlos. Llegando a Módena, como todo está cerrado, entramos en un pequeño restaurante de esos que venden kebab y otras comidas tipo turco y pedimos algo para comer. El dueño se llama Oscar, es italiano y la ayudan Murat, (turco) y Aziz? (Iraní), y al momento nos preparan dos grandes platos con trozos de pizzas turcas e italianas junto a dos cervezas y unos pasteles de baklava. Mantenemos con ellos una larga conversación en la que se muestran muy conformes con nuestra caminata que dicen ser una forma de entender el mundo mucho más coherente que la alienante vida que todos normalmente seguimos. Vamos a pedir un lugar donde pasar la noche y el párroco del “duomo” lamenta no poder hacer nada pero nos da la dirección de un “ostello” el S.Filippo Neri donde se puede ir pagando poco dinero. Cuando llegamos allí la directora, Julia, nos acoge sin pagar nada. Una joven con un gran corazón. Estamos rendidos porque habremos hecho unos 30 kilómetros. A la ducha… y ya veremos si salimos a comer algo.

Besos para todos.

20a-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 20b-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 20c-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 20d-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 20e-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 20f-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles

 

 

Dormimos en un albergue para peregrinos de San Lázaro

Dejamos el hostal Sogni Sereni y salimos a la calle. Ésta está desdibujada por una espesa niebla que no levantará hasta haber caminado varios kilómetros. Hace frío y debemos ponernos unas ropas de abrigo que no habíamos previsto después de los primaverales días anteriores. Cerca de Sarmato fotografiamos una solitaria ermita junto a la carretera. En Rotofreno nos llama la atención la iglesia de San Miguel Arcángel y Kiko filma en ella un amplio reportaje con su cámara. Luego, al entrar en San Nicolo. Como es la hora de hacerlo, pedimos en el restaurante Feeling algo para comer y el dueño, Cristian, nos indica una mesa y nos pone comilona. ¡Brava Italia! Otra vez en el camino aumentan las instalaciones fabriles, algunas de ellas con aspecto de haberse abandonado y así entramos en Piacenza y vamos a la catedral con esa idea ya rutinaria de encontrar donde dormir con la ayuda de la iglesia. Hablo con un sacristán que no me hace caso, pero un señor que ha oído la corta conversación que con él he mantenido se dirige a mi. Es Antonio, de unos 60 años, que ha hecho el camino de Santiago y se ofrece a ayudarnos. Gracias a él esta noche dormiremos cómodamente en el albergue para peregrinos de San Lázaro, situado en el barrio de Montale de Piacenza.

19a-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 19b-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 19c-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles

 

El nuevo poder

politica-poder-partidos

Nuevos partidos y nuevos escenarios políticos confirman la llegada de una nueva era que desconcierta e ilusiona a partes iguales. Las instituciones tradicionales muestran signos de agotamiento y nuevas ideas se abren paso en la economía, la empresa y la política. ¿Ha llegado el momento de replanteárselo todo?

¿Qué tienen en común Anna Hazare, un activista social indio de 78 años, la plataforma Kickstarter y Bernie Sanders, un candidato a la presidencia de los Estados Unidos que se autodenomina socialista?

Los tres están integrados dentro de lo que podríamos denominar un nuevo paradigma; los tres plantean modelos disruptivos, los tres son únicos en sus disciplinas y ninguno de los tres deja indiferente a nadie.

Anna Hazare es un activista social conocido por su lucha contra la corrupción en la India. Sus métodos se inspiran en Gandhi y en los últimos años ha logrado importantes conquistas, como la aprobación de una ley anticorrupción y la creación de la figura del Defensor del Pueblo.

En 2011 Anna Hazare inició una huelga de hambre para luchar contra la corrupción que imperaba en las instituciones de la India. Pronto entendió que su huelga de hambre no iba a tener la repercusión necesaria y decidió adaptarse a los nuevos tiempos. En una decisión sin precedentes, Anna Hazare publicó anuncios pidiendo a la gente que le enviaran una llamada perdida si estaban de acuerdo con su lucha. En pocos días recibió 35 millones de llamadas. Anna Hazare utilizó luego esos números de teléfono para convocar manifestaciones a las que acudían millones de personas que compartían su lucha. A sus 78 años Anna Hazare fue capaz de movilizar a las masas a través de los móviles y reunió a varios millones de personas en las calles de Delhi.

Kickstarter es una plataforma de crowdfunding para artistas, músicos, cineastas y diseñadores que ha recaudado desde su fundación en 2009 más de 2.000 millones de dólares. Kickstarter es una inmensa comunidad global de más de 9 millones de personas que apuestan por el talento y la creatividad y que aportan su dinero para la financiación de proyectos artísticos y culturales. Incluso alguno de sus proyectos ya ha ganado un Oscar de Hollywood.

Y por último, Bernie Sanders no es un político al uso. A sus 74 años ha decidido postularse como candidato a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Demócrata. A diferencia de otros candidatos, que para anunciar sus ambiciones presidenciales celebran grandes actos públicos, Sanders dio a conocer su candidatura subido a un podio del jardín que rodea al Capitolio de Washington. En el país que encarna el capitalismo por excelencia, Bernie Sanders se declara “socialista”, es un enemigo confeso de las grandes corporaciones y defiende las políticas sociales, la subida del salario mínimo y la lucha contra el cambio climático. A Bernie Sanders muchos le conocen como “el candidato de los hipsters” y la mayoría de sus seguidores son menores de 30 años. Hasta el momento ha recaudado más de 20 millones de dólares para su campaña electoral, en su mayoría, provenientes de contribuciones realizadas por internet que no superan los 28 dólares. Anna Hazare, Kickstarter y Bernie Sanders son tres ejemplos de una nueva forma de ejercer el poder que está desbancando a la vieja política. ¿Pero cuáles son los rasgos principales de este nuevo modelo?

 

1. Más influencia, menos experiencia

Por encima de la experiencia, el nuevo poder busca personas conectadas. Una persona hiperconectada es una persona influyente. Los políticos jóvenes cometen errores derivados de la inexperiencia, pero a cambio sus opiniones pueden movilizar en segundos a cientos de miles de personas. Para muchos jóvenes el conocimiento de los políticos más experimentados se considera caduco e inútil en la sociedad digital.

 

2.  Imaginación al poder

El nuevo poder busca la sorpresa y rompe las reglas continuamente. Las campañas políticas se basan en nuevos formatos, más participativos, más corales. Los nuevos partidos cuentan con el apoyo de artistas, diseñadores o músicos que participan gratuitamente creando carteles, canciones o vídeos. Algunos analistas ya califican a este movimiento como “artivismo”.

 

3. El mundo entero es un medio de comunicación

Las campañas de los nuevos partidos utilizan la TV, los móviles, la calle o las redes sociales para lanzar sus mensajes. Para los políticos del nuevo poder cualquier medio es válido para trasladar sus mensajes a la opinión pública. En campaña electoral, muchos políticos se graban vídeos y los suben casi a diario a sus plataformas sociales.

 

4. Las redes sociales son el campo de juego

Las batallas electorales hoy se libran en las redes sociales. En el nuevo poder los votos se ganan a golpe de tweet. Además herramientas como Tumblr o Reddit se están convirtiendo en Estados Unidos en esenciales para los partidos políticos. Bernie Sanders cuenta con casi 3 millones de fans en Facebook; aquí en España, Pablo Iglesias tiene más de un millón y medio de followers en twitter.

 

5. No hay nada centralizado

Las estructuras jerarquizadas y verticales se están mostrando ineficaces en el mundo actual, globalizado e hiperconectado. Los partidos políticos más recientes se organizan en redes donde conviven varias corrientes y varios liderazgos. La transversalidad, la transparencia y la participación son los tres pilares fundamentales de la nueva política.

 

6. El dinero no lo es todo

Los nuevos partidos políticos se financian con fórmulas como los microcréditos o el crowdfunding. Muchos sobreviven sin el sostenimiento de bancos o grandes corporaciones, lo que les otorga una independencia que resulta incómoda para el establishment.

 

7. Juventud, divino tesoro

Algunos líderes políticos de la nueva hornada son insultantemente jóvenes, incluso algunos no llegan ni a los treinta años. Y las excepciones como Bernie Sanders en USA o Manuela Carmena en España tienen detrás a un ejército de jóvenes.

 

liderazgo-politica

 

Artículo escrito por Jesús Vázquez • Publicitario contracorriente, fundador de Materiagris, agencia especializada en ONGs, fundaciones, emprendedores y empresas con vocación social • www.materiagris.es

Publicado en el nº 9 de la revista Ideas Imprescindibles

Llegamos a Castel San Giovanna un poco cansados

Desayunamos con Juan y con Roberto, la persona colaboradora del vice párroco que le ayuda a instalar a los que solicitan cobijo en el “oratorio”. Una vez en el camino comprobamos que el paisaje es casi igual pues la única diferencia es que vuelve a haber algunas subidas y bajadas aunque no fuertes. Pasamos Salerno, Fabbrica, Cardazzo y Bardoneggia Inferiore, donde entramos en el restaurante Dogana para pedir algo de comer. La generosa dueña se llama Anda Bogdan y resulta ser rumana. En Castel San Giovanna solo hemos caminado unos 12 o 13 kilómetros, pero cansados de la paliza de ayer decidimos ver al párroco. Es don Lino y no teniendo lugar donde alojarnos nos manda al hotel Songni Sereno diciéndonos que le digamos a los propietarios que él pagará la factura. Estos últimos son un matrimonio de ancianos encantadores, Giovanna y Valentino con los que mantenemos una entrañable y larga conversación. Otro día en el que solucionamos nuestra manutención y “dormitorio” de una forma tan buena como sorprendente. Hasta mañana y que descanséis tan bien como nosotros. Besos.

18a-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 18b-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 18c-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles

 

Nos cruzamos con la carrera ciclista Milán – San Remo

Día 17 marzo:
Desayunamos lo mucho que aún queda de lo donado por María y salimos de Quatordio. El día es espléndido y el paisaje cada vez mas monótono: verdes llanuras a ambos lados del camino y alguna “cascina” (granja) de vez en cuando. En Solero, al oírnos hablar español se acerca un joven uruguayo que hace una obra en una casa a la entrada del pueblo. Tras hablar con él seguimos hasta la plaza donde nos paramos para hacer estiramientos. Al poco aparece el uruguayo con su coche para decir que la dueña de la casa nos invita a comer un plato de pasta. Aceptamos, y quedamos en deshacer el camino para citarnos 20 minutos después en la casa. Alli, Sebastián nos presenta a Anabella, argentina, que ya está preparando la comida. Después de comer, de nuevo en el camino, nos para  Claudio, que ha ido a Santiago, y luego nos alcanza su hijo Christiano para darnos dos grandes manzanas y una botella de zumo de zanahoria y naranja. Cuando nos quedan dos kilómetros para llegar a Alessandria recibimos la llamada de Mirta (la madre de Sebastián) que va a venir. a por nosotros para invitarnos a merendar en un Mac cercano. Total que por la noche cenamos con Mirta, Sebastián y Santiago (otro hijo de Mirta) que hacen todo cuanto pueden por nosotros. ¡Ah! y dormimos en el ostello de María di Castello, sin pagar la correspondiente minuta por ser peregrinos.

Día 18 marzo:
Ayer, en el otello había unos hombres de raza negra que dormían en la habitación de ocho literas en que estábamos y no pudimos mandar el resumen del día, ni fotos, ni nada, pero hace unos momentos lo hemos enviado. Hoy empezamos pronto a caminar hacia Tortona en un día idéntico al de ayer en cuanto a paisaje y clima, pero se ven bastantes industrias, algunas de importancia. En San Giuliano Vechio desayunamos y volvemos a un camino que se hace incomodo pues el calor parece haber dilatado nuestros pies y empiezan a resentirse. Todos los perros de las casas por las que pasamos salen a recibirnos ladrando, mientras enseñan los dientes tras el arrugado hocico. A la entrada de Tortona nos dan pan y dos trozos de pizza fría. Esa será nuestra comida de hoy. A la derecha vemos una gran imagen de la Virgen, sobre una torre y preguntamos a una joven si allí podríamos pedir un “posto per dormire”. Dice que mejor en la catedral o en un convento de capuchinos que se ubica junto al “castello” pero, guiados por ese sexto sentido que casi nunca falla decidimos ir a la iglesia de la derecha. Se trata del Santuario de la madonna de la Guardia, entramos en la iglesia y nos dirigimos a un hombre, que resulta ser don Fabio y nos acomoda en una buena habitación de la casa de reposo aneja al Santuario. A pesar de que cobran la estancia a nosotros no pagamos nada. Ahora vamos a salir en busca de la cena. ¡Estamos hambrientos!
17a-17-18-19-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles
Día 19 marzo:
Anoche asistimos al concierto en la cripta. Por la mañana desayunamos lo que nos da Christian, encargado del bar del santuario y acometemos un camino que resulta igual al de los últimos días. La novedad es que vemos pasar la carrera Milán-San Remo y toda su parafernalia.
Esta carrera ciclista es importante y la acompañan muchas motos, coches y ambulancias. En Voghera nos hablan de un convento de franciscanos y vamos hasta allí para ver si solucionamos esta noche. El único monje al que vemos nos dice que volvamos a partir de las cinco y el superior decidirá. Luego vamos a la catedral, donde hemos quedado con Walter y Fermo, dos amigos a los que Miguel conoció haciendo el Camino de Santiago con los que tanto él como Kiko han entablado una gran amistad. Llegan con Pietro, también de la zona de Como y también buen amigo. Tras ir a los franciscanos y obtener el permiso del superior (Cristoforo) pasamos unas horas estupendas con nuestros amigos, a los que tanto agradecemos su visita. De nuevo en el convento asistimos auna cena con todos los hermanos y unas150 personas más, organizada por los franciscanos para celebrar la Pascua. Allí hablamos con muchas personas que felicitan nuestro caminar, y con Piord,  Pedro en español (creo que se escribe así) un franciscano polaco muy interesado en nuestro peregrinaje.

Día 20 marzo:
Nos despedimos de los franciscanos y salimos hacia Broni. La monotonía del paisaje la rompen de vez en cuando los viñedos, alguna instalación fabril de importancia y las colinas que van apareciendo a nuestra derecha. En Broni, pese a la insistencia de una feligresa que habla con él por teléfono, el párroco don Mario dice no tener un lugar donde acogernos que no sea el santo suelo y nos da el numero telefónico don Christian, el vice párroco de Stadella, un pueblo a cuatro kilómetros del que estamos.  Pese al cansancio, pues llevamos ya hoy andados 27, nos encaminamos hacia alli. Cuando llegamos el cura nos lleva al oratorio donde dormiremos sobre unas colchonetas de playa porque no puede ofrecernos otra cosa. Ya en la iglesia, don Christiano habla con Pier Lauro, el dueño del mejor hotel de la localidad que nos proporciona una cómoda habitación con cena y desayuno incluidos. Cenamos con Juan, el sacerdote mejicano que ha oficiado la misa de domingo de ramos, joven que hace la tesis en Roma y nos ofrecer oficiar una misa para nosotros en una de las capillas del vaticano a nuestra llagada. Para eso deberemos avisarle con un email siete u ocho días antes.

17b-17-18-19-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 17c-17-18-19-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 17d-17-18-19-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles

energias-renovables-cambio-climatico

Energías renovables: la solución al cambio climático

energias-renovables-cambio-climatico

Disponer de energía limpia y prácticamente infinita es una posibilidad cada día más real en los tiempos que vienen, seguimos dependiendo, en gran medida, de los combustibles fósiles para cubrir nuestras necesidades energéticas, pero cada vez está más cercano el momento en el que aprendamos a aprovechar la enorme cantidad de energía que el sol nos ofrece cada día, la mejora de los paneles solares, capaces de aprovechar de una forma más eficiente la energía solar, unido al gran desarrollo de los sistemas de almacenamiento, que nos permiten almacenar esa energía, nos hacen mirar hacia nuestro futuro energético con renovado optimismo.

Aprovechar la infinita energía que el sol pone a nuestra disposición cada día (se estima que el sol tiene energía suficiente para seguir funcionando entre 5000 y 7500 millones de años) puede cambiar drásticamente el dibujo de nuestro mundo, sin duda, reduciríamos en gran medida la emisiones de CO2 (Las emisiones de CO2 han aumentado desde 1990 a 2010 en más de un 46%), la deforestación y la contaminación en general, el coche eléctrico será el único que veamos circulando por nuestras pobladas carreteras, plantas desalinizadoras asegurarían agua potable a todas aquellos emplazamientos cercanos al mar, disponer de electricidad puede cambiar la forma de vida de millones de personas, a día de hoy 1300 millones de personas en todo el mundo viven sin electricidad, el acceso a la electricidad puede ser el primer paso para que millones de personas puedan subirse a la evolución tecnológica sin parangón que estamos viviendo en el siglo XXI.

La revolución energética no solo se sustenta sobre el aprovechamiento de la energía solar, la utilización de la fuerza del viento o las mareas aseguran que las fuentes de generación de energía sean múltiples y se encuentren disponibles en todos los momentos, no hay más que revisar la plataforma de crowdsourcing Kickstarter para observar la multitud de proyectos basados en turbinas eólicas de alto rendimiento que han superado con creces sus objetivos de financiación.

Un día tras otro observamos avances impresionantes que se cuelan en nuestro día a día como si tal cosa, sin ir más lejos la semana pasada hemos sido capaces de medir la alteración que las ondas gravitacionales generan en el espacio tiempo, confirmando una vez más las predicciones de Einstein. El ritmo de los avances tecnológicos se comienza a acercar a un punto de eclosión donde los avances se desencadenan de forma exponencial y donde cada avance acerca de manera inexorable al siguiente descubrimiento, no podemos predecir si el material del futuro será el grafeno, el diamante o el Iridio, pero de lo que si estamos seguros es de que necesitaremos grandes cantidades de energía y esta deberá ser energía limpia, barata y universal.

La energía debe ser limpia de modo que el planeta se pueda permitir el lujo de seguir acogiéndonos durante muchas generaciones, al menos hasta que seamos capaces de encontrar otro hogar en el que no cometamos los mismos errores. El calentamiento global, la deforestación y la contaminación de los recursos naturales están directamente relacionados con nuestra avidez energética. Del mismo modo, necesitamos una fuente de energía barata, de tal forma, que todas las personas puedan acceder a ella, no debe tratarse de un producto de lujo que se vea interferido por oligarquías políticas ni lobbys mundiales, cualquiera en el patio de su casa debe ser capaz de generar la energía de la que estamos hablando, de modo, que tal y como comentábamos dicha energía sea universal y esté disponible para todos y en prácticamente cualquier momento.

Una vez que lleguemos a este punto de inflexión, el resto de avances tecnológicos se sucederán de forma exponencial, tendremos acceso a energía, limpia, barata y universal de forma que resultará posible colaborar alimentando la colmena global, aportando nuestro granito de arena, en el avance de la humanidad hacia un mundo más justo e igualitario del que nos podamos sentir orgullosos.

Artículo escrito por Marcos Rojo • Responsable de Innovación y Tecnología de Mediapost Group

Publicado en el nº 9 de la revista Ideas Imprescindibles

Llegamos a Quatordio

Después de desayunar con don Dino salimos a la carretera más tarde de lo normal, a las nueve. Llueve, y lloverá hasta que lleguemos a Quatordio, nuestra meta de hoy, completamente mojados. A los cuatro o cinco kilómetros entramos para pedir agua en un bar y Enrico, un camionero, nos invita a un café con leche. Luego, llegando a Castello Dianone y helados de frío, pedimos en una gasolinera que nos dejen entrar en los servicios para orinar y el empleado, que dice ser de Marruecos, nos lo permite avisando que los debemos dejar limpios. No hacía falta que lo dijera porque cuando alguien accede a cualquiera de nuestras peticiones dejamos el lugar tan brillante que parece nuevo, ya sea “meodromo” bar, restaurante o cualquier otro. Después, cuando estamos haciendo ejercicios y estiramientos, aún más congelados, el dueño o encargado de la gasolinera aparece con una bolsa que contiene cuatro grandes trozos de pizza fría, dos panes parecidos a bollos, siete panes de diferentes estilos, cuatro naranjas y dos  bombones grandes de chocolate negro para que comamos hoy. Agradecidos le preguntamos el nombre y dice que eso nos lo ha dado Dios, aunque finalmente, ante nuestra insistencia, confiesa llamarse Enrico (como el camionero). En Quatordio, el párroco al que nos encomendó ayer don Dino, nos abre una sala del Oratorio que, tras bajar de su casa un par de colchones, mantas, almohadas y toallas (y poner la calefacción) será un estupendo dormitorio. El párroco es de la India y se llama Francis Thomas. Hasta mañana.

16a-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles 16b-marzo-caminantes-mediapost-ideas-imprescindibles